samedi 30 juin 2007

La fractura del Rey Alberto

Algunos periodistas de la RTBF, el canal público belga francófono, están decididos a no pasar desapercibidos. Después del narcisista programa sobre la seudo separación de Bélgica, pomposamente bautizado documental-ficción, en diciembre de 2006, fue el presentador del breve noticiero 12 minutes del canal, Eric Bever, quien sacó a luz las imágenes de la conferencia de prensa traposa de Sarkozy en Heiligendamm. Eso sí, frente a la andanada mediática, Bever, contagiado tal vez por la autocensura de los medias franceses, se rompió en excusas. Ahora es el turno de su colega, Ophélie Fontana de hacerse notar. Y ha escogido una ocasión real. El Rey de los Belgas, Alberto segundo, tropezó el martes 26 en su palacio y se quebró el fémur. Fue operado y se recupera satisfactoriamente. Escuchen ahora cómo Fontana lo cuenta:



Mesdames, Messieurs, merci d'être avec nous, nous allons tout d'abord prendre des nouvelles du Roi. Je vous le rappelle, il a été opéré mardi des suites d'une fracture du col de l'uterus. Tout s'est bien passé. Albert II a entamé la révalidation. Le point avec Eric Bever.

Señoras y señores, gracias por estar con nosotros, vamos a comenzar por informarnos sobre la salud del Rey. Les recuerdo que el Rey fue operado este martes a causa de una fractura en el cuello del útero. Etcétera, etcétera.

El lapsus es una monada. Buñuel lo hubiese puesto en un marco.

Posté par Josepepe à 11:25 - - Commentaires [2] - Permalien [#]


Elecciones en Bélgica (3)

MR_Kroll

CDH_Kroll

Algunos lectores se acercan a este blog buscando información sobre las elecciones belgas, pongo entonces aquí el perfil antropológico, según el dibujante Pierre Kroll, de los votantes a los cuatro partidos que cuentan. Una caricatura es una caricatura, y contra eso no se puede, pero darle un vistazo a éstas (se agrandan con un golpe de ratón) permite prever por qué liberales del MR y democristianos del CDH no deberían de tardar mucho en entenderse para formar gobierno.

PS_Kroll

Ecolo_Kroll

Posté par Josepepe à 00:00 - - Commentaires [2] - Permalien [#]

vendredi 29 juin 2007

Se dice rápido

Ya me he quejado del ruido que hace el prójimo cuando sale al jardín.  Porque el prójimo sólo sale al patio armado de un arma a motor. Bueno, eso era antes. Ahora las armas a motor salen solas. Y no por eso hacen menos ruido. 

rob043b

Por otra parte, la mitad del mundo ya tiene teléfono móvil. La otra mitad lo tendrá muy pronto. Cuando llegue ese día, la mitad del mundo podrá llamar a la otra mitad. Y la otra mitad le devolverá la llamada. Aló, aló, etcétera, etcétera.

Por otra parte, incluso, a la concurrida concentración de publicistas deficientes mentales se han sumado las lumbreras que craneraron esto:

LUCPRDE31LU2906

Posté par Josepepe à 02:02 - - Commentaires [0] - Permalien [#]

jeudi 28 juin 2007

Del olor fugaz de las meninas

Y del olor de la lavanda en Provenza.

th_2y

El Perfume
, el libro de Patrick Süskind, publicado hace veinte años, se convirtió en uno de los mayores superventas de la literatura alemana del siglo veinte. Una adaptación cinematográfica llega ahora a las pantallas. La parábola del Perfume es ésta: Jean-Baptiste Grenouille, niño abandonado por su madre entre la pestilencia, descubre que no tiene olor corporal pero sí un olfato privilegiado para ir tras el olor de las mujeres, intentar atraparlo y, gracias a él, vivir.

Parece ser que los felinos van dejando allí por donde pasan unas esporas, una suerte de carta de visita y marca de territorio, que sólo son perceptibles para los otros felinos. Las mujeres y los hombres haremos otro tanto, pero nuestra ciencia es tan primaria que aún lo ignoramos y tampoco sabemos cómo llamar a esa substancia. No tratan de ella los tratados de anatomía ni de sicología. Apenas la esboza la buena literatura. Grenouille llama olor a esas esporas y aprende a conocerlas como nadie. Su error consiste en creer en la posibilidad de atraparlas y de enfrascarlas. Por ahí pierde el camino del misticismo (o el del autismo) que lo había llevado al más alto volcán en Auvernia. Siguiendo el sendero del narcisismo baja a perderse en el caleidoscopio ilusorio de Grasse, la ciudad provenzal, capital del perfume, donde acaba matando a decenas de mujeres en un intento por enfrascar su esencia y hacer con ella el perfume por el que los lugareños lo creerán un ángel.

Así, en la Provenza del siglo XVIII, Grenouille, aprendiz perfumero, se da a la persecución de la belleza y se convierte en criminal en serie. Las razones que predisponen a Grenouille al crimen son tantas que se pierde tiempo enumerándolas. En cambio, a la razón por la cual mata una primera vez vale la pena mirarla de cerca. Tanto como a los gestos a los que se libra Grenouille para intentar captar y retener el olor, su esencia. Estos son una muestra patética de la imperfecta condición humana, sometida a esta cruel paradoja: atrapar a la belleza es perderla para siempre. No en balde uno de los muchos términos con los que se intenta dar la idea del amor es el verbo poseer. Lo poseído es, claro, como el olor de la lavanda en Provenza, tan intenso como fugaz. Y aquí los calificativos se volatilizan para burlarse de nosotros y valen tanto como nombres de perfume de duty free.

La posesión de la belleza empuja al mozo al mundo y al viejo le muestra la puerta de salida (véase Muerte en Venecia). Hay unos versos del Hombre viejo, una canción de Caetano Veloso, que lo dicen aun mejor que Thomas Mann: « La carne, el arte arde, la tarde cae al abismo de las esquinas. La brisa leve trae el olor fugaz del sexo de las meninas ».

Jacques Mandelbaum, de Le Monde, ha visto en la película y en su éxito en Alemania una puesta en escena exutorio de los viejos demonios pangermánicos : « Grenouille, a su modesto nivel, ¿es otra cosa que un Hitler en miniatura? Comparte con él el gusto del crimen en serie, la violencia sin límites, la ausencia de moral, la obsesión de la pureza, la manipulación, la búsqueda del poder absoluto. El Perfume, de manera más o menos deliberada, propone una imaginería por momentos muy connotada que conecta directamente con la memoria del nazismo. Se trata de ciertas escenas de montaje horribles evocando, a través de la imagen repugnante de ratas, a los filmes de propaganda antisemita nazi, o, incluso, del osado fragmento final que expone un amasijo de cuerpos desnudos participando en una gigantesca orgía, cuadro que parece invocar, invirtiéndola, la siniestra iconografía de los campos de concentración».

Puede ser. La película, como cine industrial que es, compone un cuadro forzosamente coloriento, a diferencia de la novela, que se apega a sus propios contrastes, al ocre de sus entrelíneas. El espectador sale de la sala algo abotagado de lociones y sensaciones, dándole vueltas a una pregunta indecible: ¿Son las víctimas del perfumero más fragantes en la imaginación del lector o en la colorida pantalla? Grenouille, por su parte, muere víctima de su éxito. Literal y cinematográficamente (ojo, candidatos) se lo come la fama.

logocl 28 de junio de 2007 PDF

PS: A la Tita van las gracias, la conclusión es suya. Hubo un antepasado de este texto en este mismo blog. Pues eso, no da menos trabajo hacer una sopaipilla pasada que un picarón fresco.

Posté par Josepepe à 06:06 - - Commentaires [4] - Permalien [#]

mercredi 27 juin 2007

Verano

Intemperie_Angl

Llueve. Otros (1, 2, 3) tienen más o menos suerte con el verano.

Posté par Josepepe à 07:07 - - Commentaires [0] - Permalien [#]


mardi 26 juin 2007

Encuentro en la cumbre

Hervé Le Teillier hoy en Le Monde:

Arnold Schwarzenegger a rencontré le président Sarkozy pour parler écologie. La phrase fait déjà sourire, mais imaginez que nous sommes en 1995 et relisez-la. (AS se reunió con NS para hablar de ecología. Si la frase saca sonrisas, imagínese que estamos en 1995 y reléala).

Schwarzenegger3_400

Schwarzenegger, que es nada menos que gobernador de California, aseguró hace unos días que los hispanos tienen que apagar la televisión en español (pueden dejar encendida la otra) para aprender más rápidamente el inglés. Hay tantos latinoamericanos que hablan español todo el tiempo, y hablan entre sí en español, agregó el fornido gobernador, como quien dice que hay tantos latinoamericanos que comen todo el tiempo frijoles con tomates verdes fritos. Estas declaraciones las hizo el mandatario obedeciendo a una invitación de la Asociación de periodistas hispanos de California. ¿La lengua, es un músculo o será una víscera?

Posté par Josepepe à 07:07 - Commentaires [1] - Permalien [#]

lundi 25 juin 2007

Seremos millones

Subvencionados por el Estado (274 millones de euros en 2007), los diarios franceses, cuyas ventas decaen y dependen de grupos que a su vez dependen de contratos con el Gobierno, están hoy controlados por aliados de presidente Sarkozy, Bolloré, Lagardère, Arnault et Bouygues, según el New York Times. Incluso Libération, diario de izquierda, ha pasado a estar bajo control de un banquero sarkozysta. Alain Genestar, despedido de Paris Match por haber publicado en portada la foto de Cecilia Sarkozy y su amante, sigue en el paro. El diario en línea Rue 89 se ha convertido, siempre según el NYT, en un reducto de periodistas despedidos y censurados. Más de 15 millones de personas han visto las imágenes de Sarkozy con la lengua traposa en los sitios de videos en línea, a falta de poder verlos en la prensa o en la televisión francesa.

_______________

« Si Polonia no hubiese padecido los años de 1939 a 1945 hoy tendría, aplicando criterios demográficos, una población de 66 millones », afirmó el primer ministro polaco Jaroslaw Kaczynski, a propósito de la modificación del voto porcentuado en la Unión europea en función del número de habitantes por país. Se ha visto a muchos dictadores ganando elecciones con los votos de los muertos, pero es primera vez que un jefe de gobierno se los trae a Bruselas.

_______________

Que se acabe el tuteo en las salas de clase, reclama el Defensor del Pueblo. Y la paridad en las listas electorales, el PP reclama. A poco y se acaba Mayo del 68 mucho antes de haber comenzado.
_______________

Ayer, 24 de junio, día de San Juan, seis soldados del Ejército español fueron asesinados en Líbano, presumiblemente por Al Qaeda. Cinco de ellos se llamaban Juan, o una variante sajona, y uno se llamaba Manuel, y tenían todos entre 18 y 21 años.

Posté par Josepepe à 05:05 - - Commentaires [0] - Permalien [#]

dimanche 24 juin 2007

El mono en la botella

La venganza de los animales será divina.

An_s_del_mono

Marcelo Maturana

El último astronauta, antes de abordar la nave para regresar a casa, arroja sobre el suelo arenoso del planeta recién descubierto o quizás ya explorado una botella de Coca-Cola no del todo vacía, y, mientras el cohete (ah, qué palabra anticuada) se eleva, en el escaso líquido negro que persiste en el fondo de la botella, y cuya fórmula nos produce escalofríos, empiezan a agitarse unos corpúsculos, como por animación espontánea (pero no, es la música, ese “bolero” calenturiento que compuso Ravel), y luego como que bailan allí unos animalículos, invertebrados y sin patas, pero al siguiente tatatán ya las tienen y son como lagartijas y ranas de alucinante factura, y, mientras nuestros dedos tamborilean en las butacas cada vez con mayor frenesí, emergen de la botella unos primos del cocodrilo a cada paso de mayor tamaño, pre- y postdinosaurios que a su vez echan pelo y exhiben, a medida que van caminando en una fila ya heterogénea que se desplaza y extiende, pelos y garras y ubres y colmillos y pezuñas de mamíferos, y, mientras la música de Ravel trepa sobre sí misma hasta el paroxismo (semejante a ese dulce proceso íntimo que ya sabemos), el amplio territorio antes vacío se puebla de animales de todo tamaño y especie, como si todo esto, vitalidad y procreación sucesiva, no pudiera tener un final. Pero toda música es transcurso del tiempo: para ser recordada, tiene que acabar.

Alguno recordará las ingeniosas imágenes de esta película, sin duda, donde el dibujo y las músicas se unían, y habrá sonreído intelectualmente al ver su tragicómica, explosiva, culminación que era, acaso, una forma premonitoria de aquella otra escena final de “El planeta de los simios”, con la estatua famosa oxidándose y una doctora muy mona que quedó para adentro. Variaciones de un eterno retorno imaginado en que los hombres buscan, una y otra vez, destruirse físicamente (hay tantas maneras posibles), hasta quedar la especie humana como la mona o su chaleco. En el filme animado “Allegro non troppo”, o mejor dicho en uno de sus episodios (el del Bolero de Ravel), el humano que en el más elaborado estadio de la evolución se pone a jugar con bombas atómicas es un simio disfrazado, como si el homo sapiens quisiera adjudicarles a sus parientes menos razonantes toda la mala onda calórica de la hecatombe. Como en un espejo, pero un espejo parcial, nos miramos en los animales. O en sus imágenes, pues los animales de verdad van dejando lugar a sus íconos. ¿Daría usted su vida por una ballena azul de carne y huesos? ¿Por un tigre de Bengala? ¿Por el último elefante sobre la tierra?

Tal vez se jugaría la vida por la última botella de Coca-Cola (llena) en un planeta árido y calcinante, no sólo para que se le pase la sed y le pique la lengua, sino porque esa botella curvilínea y ojalá fría le parecerá espantosamente humana, una bomba atómica de nostalgia. Tranquilo, ese planeta inhóspito es la tierra misma. ¿Tierra? Lo que nos tranquiliza son las ciudades, el cemento bajo el cual la verdadera tierra duerme un sueño injusto, y los animales nos hablan ahora con nuestras propias voces digitalizadas. Según una leyenda erotizada y cruel, un cazador (de los que iban con arco y flechas por los bosques de Grecia y Asia Menor) llamado Acteón tuvo la mala, involuntaria ocurrencia de sorprender a la diosa de esos bosques, la virginal Artemisa (a.k.a. Diana, en latín), bañándose desnuda en una gruta. La intolerable belleza de la diosa provocó la huida del cazador, pero el vengativo hechizo de Artemisa iba haciendo su efecto a medida que, sin bolero de Ravel y sí con angustiados gritos a sus compañeros, Acteón corría: sus piernas se iban transformando en las de un ciervo, su voz se ahogaba en resoplidos, su cabellera se tornaba cornamenta, y pronto sus perros de caza lo despedazaron. No era una evolución sino un “regreso”, una metamorfosis de castigo por contemplar a una diosa de tú a tú.

Los dioses no existen, por así decirlo, y el Dios único de los monoteístas -ojo, mis amigos- mucho menos (ése sí que no). Los hombres, aburridos de inventarlo, tratan ahora de manipular ellos mismos las formas de la Naturaleza. Es la Cultura, dicen, y en ella los animales caben sólo como símbolos. Ahí vamos endiosando al símbolo del mono, eso es “monoteísmo”: el hombre se disfraza de mono, para complicarles la vida a sus hermanos, y en más o menos mala. Los verdaderos animales selváticos se van a extinguir por causas principalmente humanas. Su venganza será divina, o sea, será la transformación del homo oligosapiens (que será el “monohabitante” de la Tierra) en, digo yo, carne comestible o carne de cañón de sí mismo, por quítame allá esas aguas. Más que “el lobo del hombre”, seremos el lobo del ciervo humano, mordidos por el espejo. O la loba, pero no la de Roma, que nos dio de mamar.

Posté par Josepepe à 12:12 - - Commentaires [0] - Permalien [#]

samedi 23 juin 2007

The Translator

Javier Marías, que conoce el oficio, ha puesto en sus novelas un par de situaciones protagonizadas por resueltos intérpretes. Catherine Tate también es resuelta como intérprete pero compone en The Translator un número más bien escolar, chistoso gracias a las risas en conserva.



Posté par Josepepe à 04:04 - - Commentaires [0] - Permalien [#]
Tags : ,

vendredi 22 juin 2007

Paseos por la maraña

Haría mejor uno quedándose en casa, la Red está muy enmarañada. Todo lo cual es preocupante. Pruebas al canto:

Del consumismo rampante.

Del turismo en Cataluña.

De la traducción de la voz español en wolof, lengua senegalesa.


Posté par Josepepe à 05:05 - - Commentaires [0] - Permalien [#]