lundi 31 décembre 2007

La última tarde del año

Pierdo el tiempo en la última tarde del año en la fila de la caja del supermercado. Cuando, por fin, me llega el turno, la cajera confunde la bolsa con las uvas con un animal que muerde o aprieta y ahoga un grito de espanto. Es la última tontería del año, se disculpa. Será la sobrecarga de trabajo, el famoso inconsciente. Un poco después, encuentro una pieza de dos euros semienterrada en el barro del bosque. El año termina como empezó, entre una cosa y otra.

Menzel_2

La foto es de Peter Menzel

PS/ Un detalle se me escapa y no se debe dar tanta libertad a los detalles. La gente de la fila del supermercado compraba vituallas para la Nochevieja, ostras, uva y centollas, menos una señora que compraba productos de limpieza.

Posté par Josepepe à 19:19 - - Commentaires [0] - Permalien [#]


dimanche 30 décembre 2007

Chuchunco

Los comerciantes de la calle Carmen, en Santiago de Chile, rechazan la propuesta de cambiarle el nombre a la arteria por el de Violeta Parra. En esta materia, hace años que Nicanor dijo todo lo que cabe decir: Este país debería llamarse Violeta. De lo contrario, que se llame Chuchunco.

Violeta_Parra

Posté par Josepepe à 15:05 - - Commentaires [2] - Permalien [#]

vendredi 28 décembre 2007

Vida nueva

SIETE MITOS MENOS

-Hay que beber ocho vasos de agua al día.
-Utilizamos sólo un diez por ciento de nuestro cerebro.
-Las uñas y el cabello continúan creciendo después de muertos.
-Afeitarse vuelve la barba hirsuta.
-Los móviles interfieren en los equipos médicos.
-Leer con poca luz disminuye la vista.
-Comer pavo da sueño.

¡Falso!

O, al menos, comentable, discutible. En los comentarios de los lectores del BMJ, se entera uno de que en el Kurdistán se cree que la tos se cura pasando por un túnel, y que entre los pacientes de los hospitales públicos australianos es muy raro encontrar médicos, abogados o profesores de física. Estarán en los hospitales privados, donde dan de comer pavo, se puede usar el móvil y no crecen las uñas.

________

Al obispo canario lo acosan los menores. Acósame que yo te acosaré. Dime con quién te acosas, etc.

________

Retrato de petimetre con modelo. O modelo de retrato de petimetre.

________

Solsticio de invierno (Os dias são a noite).

________

Muy vistoso, pero falta mi querida Georgia.

________

Cuánto tarda en llegar el 2008.

________

Guns_or_roses

Posté par Josepepe à 18:18 - - Commentaires [0] - Permalien [#]

jeudi 27 décembre 2007

¿Te acuerdas del 2007?

Que miles de niños africanos sean los primeros en liberarse de la malaria, el mal que inocula la bestia patuda, el zancudo anopheles, es la mejor noticia que nos traerá el nuevo año

Vacuna

¿Alguien se acordará un día de este 2007, de sus altos y bajos, de su adrenalina y su letargo, de su materia en combustión debajo de una gruesa capa de olvido? ¿Te acuerdas del 2007? ¿El año del Transantiago, el año del cambio climático, el año en que J.K. Rowling acabó con Voldemort y con Harry Potter?

Seguro que Vladimir Putín se acordará de 2007, el año en que fue elegido ‘la persona del año’ por la revista Time, por delante de Al Gore, Premio Nobel de la Paz 2007, y de la citada J.K. Rowling. Por su parte, The Guardian ha calificado a Putín como el hombre más rico de Europa. Durante los ocho años que lleva gobernando Rusia ha acumulado, según el periódico inglés, más de 40 mil millones de dólares en tanto que dueño encubierto de sendas compañías de gas y de petróleo, Surgutneftegaz y Gunvor, además de poseer casi el 5% del gigante Gazprom. Es decir que, en este breve 2007, que se nos ha pasado volando, Putín se ha embolsado la coqueta suma de 5 mil millones de dólares. No es poco para quien hace menos de una década no era más que un funcionario del KGB, la policía política rusa, y se ha impuesto, como los dirigentes de la vecina China, a punta de millones y de votaciones stalinianas. En 2008, Putín tiene asegurado el paso de presidente a primer ministro, en cuanto venza en las elecciones presidenciales de marzo su delfín Medvédev. Para ambos el 2008 será un próspero año nuevo.

Año de elecciones este 2007. Los argentinos eligieron Presidente a la señora del Presidente. Veremos en qué lugar de la clasificación de las mujeres con más poder en el mundo, que establece la revista Forges, se ubicará la señora Kirchner, lista que encabeza la canciller alemana Angela Merkel y en la cual Michelle Bachelet ocupa el puesto número 17. Por su parte, a un año de la reelección de Lula, según un sondeo publicado por la revista Veja, 84% de los brasileros votaría por un negro para presidente de la República, 57% lo haría por una mujer, 32% aceptaría votar por un homosexual, y sólo 13% votaría por un ateo.

Año de eventos nimios y trascendentes, 2007 será recordado en los anales del mundo como el año en que Diego Maradona decidió tatuarse una figurilla del coronel Chávez en una parte destacada de su anatomía. Los franceses, por su parte, recordarán este año como aquél en que eligieron al ‘telepresidente’ Nicolás Sarkozy, quien les agradece el gesto apareciendo en la tele innumerables veces al día y desbordando de las páginas de política a las de espectáculo y farándula, acentuadas ambas como voces graves, a la francesa.

En fin, si este 2007 termina a remezones y a tropezones será para que el 2008 comience bajo los mejores auspicios. Es en este momento del año, ahora o nunca, que nos está permitido el optimismo. Después ya será tarde y en un abrir y cerrar de ojos estaremos en el tercer lunes de enero, el día más proclive al pesimismo, según los sicólogos, porque todas las buenas resoluciones de año nuevo se habrán ido una vez más por el lecho del Mapocho. Ahora mismo, en cambio, podemos permitirnos la esperanza, a la que mueve, por ejemplo, la inminente liberación de algunos rehenes en Colombia, así como la imagen de 18 mil armas fundiéndose, en un rito que ha reunido a víctimas y verdugos de la violencia en ese aporreado país.

O la esperanza que trae para África, ese más que aporreado continente, el lanzamiento de la tantas veces postergada campaña de vacunación contra la malaria. Que miles de niños africanos sean los primeros en liberarse del mal que inocula la bestia patuda, el zancudo anopheles, es por cierto la mejor noticia que nos traerá el nuevo año y la esperamos desde ya con los brazos abiertos y la camisa arremangada.

¿Te acuerdas del 2007?Me olvido seguramente de algunos detalles. Sólo con el corazón se puede ver bien, lo esencial es invisible para los ojos, como le dijo el zorro al Principito. Sólo se conocen bien las cosas que se domestican, añadió el animal. Por fortuna el 2008 vendrá a abrirnos los ojos, a refrescarnos la memoria y a domesticarnos el corazón. Feliz año nuevo.

logocl 27 de diciembre de 2007 PDF

Alejandro Kirk, Periodismo y verborrea

Posté par Josepepe à 10:43 - - Commentaires [2] - Permalien [#]

mercredi 26 décembre 2007

Jardín botánico

Flores

La impacientilla
La siempreviva
La belle de nuit

La maravilla

La nomeolvides
La nomeolvides
La nomeolvides

La pera de olmo
La de la higuera
La de las chakras

La del ojal
La del manojo
La del balcón

La flor del diablo
La cimarrona
La belladona

Del peladero
La graminácea

Del municipio
La cebolleta

Y aquel musguito
Del cementerio

El anisillo
La pimpinela
El ilang ilang

La flor del lúpulo
La flor del cáñamo
La hoja de parra

La rosa no
La rosa never

La tormentilla
La flor del ágave
La correhuela

El rompenieves
El narcisillo
El tulipánico

El pensamiento
La flor del loto

La maravilla
La siempreviva
La impacientilla

La belle de nuit

La nomeolvides
La nomeolvides
La nomeolvides.

Posté par Josepepe à 00:00 - - Commentaires [0] - Permalien [#]
Tags :


mardi 25 décembre 2007

Der Hans im Schnokeloch

Greuze2

Óleo de Jean-Baptiste Greuze

Celebramos Navidad cantando esta canción alsaciana:

La música

Der Hans im Schnokeloch
Hett alles was er will
Un was er hett des well er nitt
Un was er will des hett er nitt
Der Hans im Schnokeloch
hett alles was er will

Der Hans im Schnokeloch
Saat alles was er will
Un was er saat des denkt er nitt
Un was er denkt der saat er nitt
Der Hans im Schnokeloch,
Saat alles was er will

Der Hans im Schnokeloch
Düet alles was er will
Un was er düet des soll er nitt
Un was er soll des düet er nitt
Der Hans im Schnokeloch
Düet alles was er will

Der Hans im Schnokeloch
Kann alles was er will
Un was er kann des macht er nitt
Un was er macht gerot im nitt
Der Hans im Schnokeloch
Kann alles was er will

Der Hans im Schnokeloch
Geht anne, wo er will
Un wo er isch do bliebt er nitt
Un wo er bliebt do g'fallt's em nitt
Der Hans im Schnokeloch
Geht anne was er will.

Juanito Mimadito
Tiene todo lo que quiere
Y lo que tiene no lo quiere
Y lo que quiere no lo tiene
Juanito Mimadito
Tiene todo lo que quiere

Juanito Mimadito
Dice todo lo que quiere
Y lo que dice no lo piensa
Y lo que piensa no lo dice
Juanito Mimadito
Dice todo lo que quiere

Juanito Mañosito
Hace todo lo que quiere
Y lo que hace no debiera
Y lo que debiera no hace
Juanito Mimadito
Hace todo lo que quiere

Juanito Mimadito
Puede todo lo que quiere
Y lo que puede no lo hace
Y lo que hace no conviene
Juanito Mimadito
Puede todo lo que quiere

Juanito Mimadito
Va siempre donde quiere
Y donde va no quiere ir
Y donde está no quiere estar
Juanito Mimadito
Va siempre donde quiere.

Posté par Josepepe à 13:33 - - Commentaires [2] - Permalien [#]

lundi 24 décembre 2007

Somos lo que seremos

Entre mis mis compañeros de la escuela primaria había un obispo. Se veía venir, aun cuando entonces no lo viéramos, ni él ni nadie, porque somos lo que seremos. Esta idea me ha vuelto a rondar releyendo el Nocturno hindú, de Tabucchi: los hindúes ven en el alma humana no sólo su pasado sino también su futuro: el karman, lo que hemos sido y también lo que seremos. Nosotros, en cambio, tendemos a ver a la gente por lo que es en el presente y a explicárnosla a través de su pasado. Quien sepa mirar puede ver el futuro de las personas o, al menos, saber cómo reaccionarán frente a tales o cuales circunstancias. Tu rostro mañana, la trilogía de Javier Marías, cuya tercera y, en principio, última entrega, Veneno, sombra y adiós, voy leyendo por estos días, trata de eso.

Veneno

Posté par Josepepe à 00:00 - - Commentaires [0] - Permalien [#]

samedi 22 décembre 2007

Invernales

Invierno_en_Maeterlinck_005

El jardín de Maeterlinck esta mañana

El invierno sólo comienza hoy y ya demora en irse.

______________
 

Tres poemas de Navidad por Fernando Pessoa

 

Natal

O sino da minha aldeia,
Dolente na tarde calma,
Cada tua badalada
Soa dentro de minha alma.

E é tão lento o teu soar,
Tão como triste da vida,
Que já a primeira pancada
Tem o som de repetida.

Por mais que me tanjas perto
Quando passo, sempre errante,
És para mim como um sonho.
Soas-me na alma distante.


Natal... na província neva

Natal... na província neva.
Nos lares aconchegados,
Um sentimento conserva
Os sentimentos passados.

Coração oposto ao mundo,
Como a família é verdade!
Meu pensamento é profundo,
Stou só e sonho saudade.

E como é branca de graça
A paisagem que não sei,
Vista de trás da vidraça
Do lar que nunca terei!

A cada pancada tua,
Vibrante no céu aberto,
Sinto mais longe o passado,
Sinto a saudade mais perto.


Natal

Nasce um Deus. Outros morrem. A verdade
Nem veio nem se foi: o erro mudou.
Temos agora uma outra eternidade,
E era sempre melhor o que passou.
Cega, a  ciência a inútil gleba larva.
Louca, a fé vive o sonho do seu culto.
Um novo Deus é só uma palavra.
Não procures nem creia: tudo é oculto.

Posté par Josepepe à 13:13 - - Commentaires [8] - Permalien [#]

jeudi 20 décembre 2007

La niña de la foto

La mejor fotografía del año a juicio de la Unicef es esta imagen de Ghulam, una niña afgana de once años sentada junto a su marido de cuarenta.

Ghulam
 Foto de Stephanie Sinclair


Se olvida uno a veces en qué mundo vive. Hasta que sale a la calle o abre el diario y se encuentra con algo o alguien que se lo recuerda. La mejor fotografía del año a juicio de la Unicef es esta imagen de Ghulam, una niña afgana de once años sentada junto a su marido de cuarenta. La mirada de la niña es, por cierto, más elocuente que cualquier alegato en contra de la pedofilia y de los matrimonios forzados. Como son elocuentes esa pesada cortina que cuelga detrás de la niña del velo y el hombre del turbante y ese camastro sobre el que posan. Se olvida uno en qué mundo vive. Sobre todo en periodo navideño. Es seguro que el ‘novio’ pagó por la niña menos de lo que nos costará a nosotros el regalo del amigo secreto.

La obsesión por las vírgenes es asunto añejo, ajado y apergaminado, pero aun así continúa apestando. Y no sólo en lugares  remotos. En la muy cosmopolita Nueva York se presentó hace unos meses una obra de teatro, My first time (Mi primera vez), que basó su campaña de promoción en la entrega de entradas gratuitas a su estreno para los espectadores que podían demostrar frente a un hipnotizador que eran vírgenes. Si eso no es puro fetichismo atávico en el corazón de la modernidad, no sé qué pueda ser.

Lejos de allí, en África, ha circulado durante estos años el rumor criminal según el cual el contacto carnal con una virgen cura el sida, con los resultados calamitosos que se pueden desprender. Los hombres somos seres obcecados y creemos lo que queremos, lo que nos acomoda. En Oriente Medio circula la patraña según la cual los kamikazes que activan cargas explosivas en los mercados atestados, lo hacen con la esperanza de ver la cara a las cien vírgenes que les abrirán las puertas del Jardín de Alá. Sin embargo, como dijera Garven, una virgen está vedada y si no está vedada deja de ser virgen. O sea.

Por estos días se ha paseado por Portugal, Francia y España el mandamás libio Muammar Gaddafi con su guardia personal compuesta por treinta vírgenes. El coronel Gaddafi, instigador de al menos medio millar de asesinatos en sendas explosiones de aviones en vuelo a fines de los años ochenta, ha cambiado de estrategia e intenta comprar ahora un lugar en el concierto de las naciones, como quien dice, no a punta de explosiones sino de millones. Se calcula que ha firmado en Francia y España convenios que posibilitan contratos para las empresas europeas por un monto de alrededor de 20 mil millones de euros. Los líderes europeos defienden este comercio afirmando que Gaddafi ha renunciado al terrorismo y apoya ahora la paz en la región. A lo que no ha renunciado manifiestamente es al apegamiento a sus treinta vírgenes.

En fin, se acerca la navidad y los pavos se inquietan. Y hoy mismo se celebra en todo el mundo la festividad musulmana del sacrificio del cordero, el Aid el Kibir, que pone fin al peregrinaje ritual a La Meca. Este año han coincidido casi las dos principales fiestas cristianas y musulmanas. Como la celebración de la fiesta del cordero sigue el calendario lunar, esta coincidencia sólo se da cada veinte años. Impresiona estar en una ciudad islámica, al despuntar de un día como hoy, y oír a miles de corderos balando a la muerte. Y sentir más tarde el olor mordaz de la sangre.

Vuelve uno la mirada a la niña afgana y se acuerda de este poema de Nicanor Parra: ‘Entonces fue cuando le preguntaron / Si se acordaba de Nuestro Señor Jesucristo. / Las preguntas de ustedes respondió el Padre Eterno / Por más viejo que sea / ¿Cómo podría haberlo olvidado? / No se olvida tan fácilmente a un hijo único. / ¿Y no le hubiera gustado tener una niñita? / Y al Padre Eterno se le llenaron los ojos de lágrimas’.

Feliz navidad.


 logocl 20 de diciembre de 2007  PDF

Posté par Josepepe à 09:33 - - Commentaires [0] - Permalien [#]

samedi 15 décembre 2007

Wyatting

Wyatt

He ido a amansar los zapatos y he vuelto con el nuevo disco de Robert Wyatt, Comicopera. Después de oírlo un par de veces me he quedado pensando por qué me gusta la música de Wyatt. Hay dos o tres respuestas, pero me quedo con la más sencilla. Como la música de Schubert, la de Wyatt es la simplicidad misma. Parece incompleta o inacabada pero está pulida por unas manos enormes y consideradas.

Me entero además de que el gran Wyatt ya se ha hecho verbo: 'Wyatting' is the perfect way to disrupt a busy Friday night in a high street pub

Concierto en la BBC

Sea song

Left on man

Gharbadzegi

Free will and testament

September the ninth

Posté par Josepepe à 01:11 - - Commentaires [0] - Permalien [#]
Tags :