Pongo en Google 'trou du cul du web', literalmente agujero del culo de la red, y el buscador me propone en primerísimo lugar el sitio de Nicolas Sarkozy.

El truco está, según Le Soir, en el Google bombing. Como el logaritmo de Google jerarquiza su propuesta en función de la popularidad de los sitios, no es difícil orientar la búsqueda creando una asociación entre términos. Un ejemplo  anterior es la asociación entre miserable failure y la biografía de George Bush. Google es muy democrático, como puede verse, muy sensible a la confluencia de la voluntad de las mayorías y de los lobbys.

Con todo, la asociación no me parece muy feliz. Yo le tengo cierto cariño al agujero del culo y ninguno a Nicolas Sarkozy.
___________________

Entre dos sonatas de Brahms, mi tío Pepe escucha a Porcupine Tree. Se lo recomendó hace un par de días desde Sant Cugat Robert Fripp. Porcupine es una de sus palabras preferidas de la lengua inglesa. Otra que está muy bien es dandelion. No entiende por qué los ingleses no perseveran en esa vía y reemplazan de una vez sus hórridos phrasal verbs por unos bonitos verbos castellanos.