Algunas abuelitas tienen la suerte de que su nietita sea como la Caperucita y las visite en su lecho de enfermas. Eventualmente, la nieta puede ser artista y publicar las fotos de la abuelita en internet.