samedi 31 juillet 2010

El abrazo

Siete días en Bélgica (4)

KB

Cuando un mellizo piensa en el otro, ¿dice tú o dice él? Dependerá del caso, probablemente. El caso es que en la final de 400 metros, corrida ayer en los Europeos de atletismo, el favorito de la carrera era el belga Jonathan Borlée. Llegaba a la final con la mejor marca del año y con un par de carreras, la serie y la semifinal, espléndidas en las piernas, que son la moral de los atletas. Su hermano mellizo, Kevin, parecía estar en esa misma carrera un peldaño por debajo. Y así fue hasta tomar la recta final, en la que Jonathan se fue quedando y Kevin atacó desde atrás para superar a todos en los últimos metros.

Al momento de cruzar la línea, Kevin no sabía aún que había ganado y su primer reflejo fue buscar a su hermano y abrazarse a él. Cómo le ha a ido a Jonathan, o cómo te ha ido, Jonhatan, ésa pareció ser su pregunta. Una vez que la pantalla confirmó su triunfo, soltó un grito breve y elocuente. Al momento de las declaraciones, su primera frase fue ésta: 'Con Jonathan nos decíamos antes de la carrera que uno de los dos ganaría'.

Suelo cruzarme con los hermanos Borlée en el supermercado de esta ciudad, donde ellos viven por períodos. La vuelta al supermercado cubre menos de 400 metros, pero uno se da varias pirivueltas que alargan el trámite. Se ve que son muchachos hechos de buena madera. Celebro su triunfo.

La carrera >

Posté par Josepepe à 12:55 - Commentaires [0] - Permalien [#]
Tags :


mercredi 28 juillet 2010

La felicidad obligatoria

Siete días en Bélgica (3)

El hit del verano belga se llama Alors on danse y lo canta Stromae. La paradoja de este país. Un tipo repite constantemente que hay que bailar y no baila, mientras describe su malestar en medio de la felicidad obligatoria de los demás.

ST

Posté par Josepepe à 12:15 - Commentaires [0] - Permalien [#]
Tags :

mardi 27 juillet 2010

Las fiestas de Gante

Siete días en Bélgica (2)

Meses atrás, veía desde el tren este afiche de las fiestas de Gante, que se celebran en julio. Entonces no sabía que yo también iría. Llego temprano, cuando aún hay poca gente en las calles que apestan a orines del día anterior. La belleza de las viejas piedras gantesas vistas desde el puente de San Miguel, desde donde se alinean las cúpulas de San Miguel, del Torreón, de San Bavón y de San Nicolás, no disminuye por la presencia de los tenderetes. Pero el espectáculo está a ras de suelo, entre la multitud que afluye y aporta humor del gordo y convierte la ciudad en un hervidero bruegeliano de albóndigas con mayonesa.

G

En una calle lateral hay un tipo dando voces. Una muchacha joven y delgada le planta cara. El tipo se envalentona y sube el tono. Cuando la chica se aleja, el gamberro le mete fuego a unas hojas de papel e intenta meterlas en el buzón de una casa. Un señor que pasea con la familia le manda a parar, le arrebata las hojas y las apaga. Hasta aquí la intervención de la sociedad civil. Pero el boludo vuelva a las andadas. Es el turno del Estado, que se apersona en la forma un coche de la policía primero, de una ambulancia y del carro ululante de los bomberos.

Me desentiendo de él y entro en San Bavón para mirar de nuevo La adoración del cordero. Lo están restaurando. A los arcángeles alados se superponen las restauradoras sabidillas, con sus macintoshs y sus gafitas.

VE

Posté par Josepepe à 19:09 - Commentaires [0] - Permalien [#]
Tags :

lundi 26 juillet 2010

Siete días en Bélgica

No hay muchos muertos en este cementerio, dice Ese. Estamos en el camposanto que rodea la iglesia del pueblo de F, acreditado como uno de los villorrios más bonitos de Valonia. Ese debe de tener diez años. Nos ha visto desde su casa y se ha acercado a hablarnos. Habla muy bien y es muy listo.

Son viejos muertos, respondo, lo que no quiere decir que todos hayan muerto de viejos.

Me pregunta por mi nombre. Su sonoridad le recuerda el de uno del pueblo, que se llama Robertino. Le digo que Robertino significa Petit Robert, como el famoso diccionario. Le sugiero que, para variar, a Robertino lo llame de vez en cuando Diccionario.

A Ese no se le va una. Sonríe con picardía y dice que lo hará, aunque no cree que Robertino pille la gracia.

En ese momento, asoma una niña algo menor pero igual a Ese. Apuesto a que es tu hermana, le digo.

Así es, admite. Y agrega, resignado: Es de una crueldad...

Cerca de allí una tropa de scouts flamencos toma helados entre las lápidas. Valonia entera está por estas fechas tomada por los scouts flamencos. Los flamencos mandan a sus hijos a pasar el verano en Valonia, al tiempo que votan a la separatista Nueva Alianza Flamenca, NVA. Tal vez no sea contradictorio. En lo sucesivo, enviarán por el mismo precio a sus hijos a pasar el verano en el extranjero. Es la mundialización, que la llaman.

DSC01536

Posté par Josepepe à 18:08 - Commentaires [5] - Permalien [#]
Tags :

mercredi 14 juillet 2010

La típula

Ahora que ha terminado el Mundial, ya podemos hablar de asuntos serios que habían quedado pendientes. La típula es uno de ellos.

Por estos días de verano, la casa se llena de típulas.

T

La gente que viene de lejos y no las conoce se lleva un gran susto frente a lo que parecen ser grandes zancudos. Pero las típulas no son zancudos, ni zumban, ni pican. Ni siquiera comen. Sólo viven unos cuantos días y se lo pasan follando. Fornifollan hasta la extenuación a lo largo de los muros y a la vista de las arañas de rincón, que a veces atrapan a alguna pareja en sus redes y la vacían de su contenido. Contenido ultraligero porque, como está dicho, mientras viven su vida aérea, tras su vida larvaria, las típulas no tienen tiempo para comer, ni tienen ganas.

No es todo. Las típulas no sólo son biodegrables sino que tienen un alto contenido en azote. Qué es el azote, me lo explicó mi tío pero no lo retuve a fondo. Conformémonos con saber que es una materia indispensable para la agricultura. El año pasado un profesor de la universidad, que está del otro lado de la ciudad, dirigió una importante experiencia científica, para la cual pidió a la población que le proveyésemos de ingentes cantidades de típulas.

En un principio, yo quise participar. Materia prima no me falta. Pero luego me vi, camino de la facultad de agronomía, con una caja de zapatos en las manos llena de típulas fornifollando dentro, y me devolví por mis pasos.

Las liberé en en la plaza Montesquieu.

Posté par Josepepe à 16:16 - Commentaires [2] - Permalien [#]
Tags : ,


lundi 12 juillet 2010

El día feliz

I

Después de gritar el gol y de bebernos el dulce vino y mordido el turrón que habíamos atesorado para la ocasión, nos fuimos quedando pensativos. Pensábamos en Andresito, en su acierto. Iniesta sabía que éramos 800 millones los que mirábamos y quiso dedicar su gol. Somos gente sentimental. Somos gente con memoria. Llevamos con nosotros a nuestros muertos y los recordamos cuando estamos felices, cuando hemos conseguido algo que merece la pena.

Nos quedamos pensando en los mensajes que se quedan sin mostrar, debajo de la camiseta, porque el gol no se da o, a veces, lo que se da es un autogol. Pero el de ayer era el día feliz y recibimos el mensaje.

Ayer también, antes del partido, iba a decir algo sobre mi primer Mundial, el del 62, en Chile. España jugaba en Viña del Mar y no se le dieron bien las cosas. Se lo dije al desayuno a mi mujer: desde entonces estoy esperando este día. Se lo decía a mis hijos, que entristecían cuando les contaba la historia de Eloy Olalla o la de Luis Enrique. Vendrá un día como el de ayer, ya lo veremos, así sea en una tele pequeña. Se lo decía a quienes me soltaban las tontunas que hemos tenido que soportar. Desde entonces estoy esperando este día. Lo iba a decir ayer, pero me pareció que era soberbia decirlo antes de que el día acabara. Y esa soberbia no se avenía con el espíritu comedido del equipo español, comedimiento que se agradece en un mundo de chulos, como es el fútbol.

Ayer, viendo los cobros del árbitro y los patadones en el esternón de los holandeses, por cierto que me acordé del árbitro egipcio El Gandul y del guardalíneas tanzanio en el Mundial de Corea, en el 2002. Esa vez apagué el televisor y dije que nunca más miraría un partido de fútbol. De fútbol profesional, se entiende, de fútbol organizado por la Fifa, esa mafia. El juramento me duró lo que dura el mes de ramadán, y si no lo cumplí fue porque seguía esperando un día como el de ayer. O sea que ni las patadas mal pitadas me echaron abajo la esperanza. España jugaba mejor y acabaría por lograrlo. Casillas había hecho ya lo principal, que era impedir que Robben marcara, sólo bastaba con que llegara el gol. Lo consiguió Iniesta a cuatro minutos del fin. Y se lo dedicó a su compañero muerto. 

Ayer fue el día feliz.

 

Posté par Josepepe à 12:35 - Commentaires [2] - Permalien [#]
Tags :

vendredi 9 juillet 2010

La cara de Manuel Neuer

No vi la semifinal del miércoles en la que España venció a Alemania. De manera que, en cuanto llegué a casa, lo primero que hice fue mirar el gol. Cuando me cansé de apreciar la precisión del centro de Xavi y el salto felino de Puyol, tuve que fijarme en la cara de Manuel Neuer, el guardián alemán. Esa cara la conozco, se la he visto a la gente, me la he visto a mí mismo o he sentido que la llevo puesta. Es la cara de aquél al que le han metido un gol, un gol sin vuelta atrás.

Posté par Josepepe à 15:48 - Commentaires [2] - Permalien [#]
Tags :

jeudi 8 juillet 2010

Au Roy d'Espagne

Sobre las diez y cuarto de la noche, Caetano Veloso se despidió del público que seguía el concierto de ayer en la Ancienne Belgique de Bruselas. Y reapareció unos instantes después para avisar: España, uno a cero.

El público estalló en vivas y se echó a bailar con los bises finales del recital, tras casi dos horas de música a manos de la Banda Cê, un trío de músicos jóvenes, sobrios y exactos, que se sitúan en la también exacta intersección entre la música popular brasilera, el rock y la música experimental, en medio de una puesta en escena simple y ligera: un parapente delante del telón de fondo, por donde desfilan las imágenes de la bahía de Guanabara, de un suelo de adoquines mojado por la lluvia, de La Habana vieja.

Y al centro, Caetano Veloso, en lo sumo de su arte: la voz y el gesto, la intención. A los 68 años se puede estar en lo sumo del arte escénico, alabado sea Saturno.

DSC06921

Aparte de anunciarnos la victoria española, habló poco Caetano anoche. Sólo tras la cuarta canción saludó, en francés, presentó a los músicos (Pedro Sá, Ricardo Dias Gomes y Marcelo Callado), contó el origen de su canción Maria Bethania, en los años de exilio en Londres, y dedicó la siguiente, Irene, a Augusto Boal. Bastaba la sucesión de canciones de su último disco, Zii e Zie (Tíos y tías), cuya gestación pudimos seguir los velosistas en esta Obra em progresso, y la inserción bien pensada de unas cuantas viejas piezas.

A la salida, tras explicarles a un grupo de bruselenses, a su demanda, qué quiere decir neginha, la neginha de Eu sou neginha, cuya interpretación constituyó, por cierto, lo mejor del concierto, nos fuimos a celebrar la victoria contra el tiempo y los alemanes au Roy d'Espagne, en la Plaza mayor de Bruselas. No es poco ganarles al tiempo y a los alemanes una noche de verano.

DSC06925

Posté par Josepepe à 12:44 - Commentaires [13] - Permalien [#]
Tags :

lundi 5 juillet 2010

Vida del parásito

El Tour de Francia atraviesa Bélgica. Atascos en los caminos a causa del pelotón y, sobre todo, de la caravana publicitaria que lo sigue. Ayer estaba en Holanda, mañana ya estará en Francia. Ventajas de ser un país pequeño. Cuando el pelotón atravesó el pueblo de Putte, cerca de Amberes, el locutor de la televisión francesa no pudo dejar de hacer el chiste gordo: 'Se ven por aquí muchos hijos de Putte'. Van Putte, Van de Putte, Putte, son apellidos relativamente comunes entre los belgas. Por cierto, en flamenco puta se dice hoer, mientras que putte significa empozado o empobrecido. Es lo gracioso que tiene ser un país bilingüe. A unos les hace gracia una cosa, a otros otra, y la intersección de tanta gracia también tiene su gracia específica.
_________________

Casi trescientos muertos a causa de la explosión de un camión gasolinero en el este del Congo. En Africa, en cuanto se produce una fuga de petróleo, la gente en lugar de huir se precipita a llenar las vasijas. Las explosiones suelen ser así particularmente mortíferas. Entre las víctimas de la explosión en el Congo hay varias decenas de niños que seguían la retransmisión del partido de cuartos de final del Mundial entre Holanda y Brasil.
_______________

Me entero por el diario de que hay un parásito, el Toxoplasma gondii, presente sobre todo en ratas y gatos, que necesita pasar de unos a otros para desplegarse. Así, las ratas infectadas, en lugar de evitar los lugares que apestan a gato, se sienten atraídas por ellos, lo que hace que aumente la probabilidad de que los gatos las atrapen y las deglutan, lo que viene siendo el objetivo del parásito.

Tx

Posté par Josepepe à 14:09 - Commentaires [8] - Permalien [#]
Tags : ,

vendredi 2 juillet 2010

Bielsa es otro

Veo que he dedicado los dos últimos mensajes a Marcelo Bielsa. Bien por él.

Si hoy vuelvo a Bielsa es porque, de regreso a Santiago, la selección chilena fue acogida por Piñera, presidente de la república. Al momento de pasar delante de este último, Bielsa intentó ostensiblemente esquivar el apretón de manos ritual. Y Piñera se lo impuso, poniéndole la mano delante.

La prensa local echa mano a la opinión de expertos en lenguaje corporal y en sicología semi profunda para interpretar el encuentro/desencuentro. Las opiniones van desde los que piensan que Bielsa es un genio distraído, un autista, un maleducado, un radical, alguien que cree en sí mismo y no en Piñera y no está para fingimientos.

Es probable que Bielsa perciba el burdo intento del poder por recuperar y apropiarse de sus méritos y no esté disponible para la maniobra. No es primera vez que lo hace y Piñera estaba sobre aviso. Ya lo esquivó Bielsa en la despedida, por qué no lo haría en el recibimiento. Tal vez ambos hombres hayan tenido algún sí es no en el pasado, porque Piñera es un empresario ubícuo del deporte, la televisión y la aeronavegación.

La hija de Piñera, Magdalena, en cuanto vio las imágenes, soltó un trino en el que trata a Bielsa de roto. No vamos aquí a señalar con el dedo el clasismo de la expresión. Para qué. Mejor recordar a Rimbaud:

Yo es un roto, yo es un orto, tal vez. Pero, sobre todo, y ahí está la gracia, yo es otro.

BP

Posté par Josepepe à 14:14 - Commentaires [9] - Permalien [#]
Tags : , ,