O

Piñera le pide un consejo a Obama. ¿Cómo recuperar el liderazgo? Rodéese de gente inteligente, responde Barack, y nombre ministros a los mejores. Pero, ¿cómo puedo saber que alguien es inteligente?, insiste Piñera. Se lo voy a mostrar, dice Obama, levantando el teléfono.

-Hillary, un consulta: si tu madre y tu padre tienen un hijo y ese hijo no es tu hermano, ¿quién es?

-Soy yo, naturalmente, responde Clinton.

Piñera agradece la demostración y regresa a Chile a aplicar el método. Llama a Lavín y le transmite la pregunta. Lavín queda perplejo y pide unos días para encontrar la respuesta. Reúne a su think tank, pero no llegan a ninguna conclusión. Desesperado, llama a Michele Bachelet y le hace la pregunta.

-Soy yo, naturalmente, responde Bachelet.

Lavín corre hasta donde Piñera a darle la respuesta:

-Ya lo sé, dice. ¡Es Michele Bachelet!

-Lavín, no seas pelotudo, le corrige Piñera. ¡Es Hillary Clinton!