samedi 18 juillet 2015

Cómo sobrevivir en las reuniones

En el tren, una diversión posible consiste en pillar una conversación cualquiera y escucharla sin mirar a los personajes. 

Inevitablemente uno compone una imagen de los habladores que puede confrontar luego con la imagen real. 

Ahora, dos mujeres jóvenes negras ponen a caldo a unos individuos y se burlan de sus maneras de conquistadores. Hablan de corrido un francés coloquial lleno de implícitos pero inteligible. Hablan con desenvoltura y cierta gracia, se hacen reír entre ellas. Es risueño oírlas reír.

Las imagino forzosamente atractivas, en consonancia con lo que cuentan, como personajes de teleserie.

Pero llegamos a la estación terminal, nos saludamos con una venia en el pasillo, no porque nos conozcamos (que también un poco ya) sino porque nos cedemos cortésmente el paso. Distan mucho de ser guapas. Lo que, cortésmente también, se nos perdona.

Los oídos son como pordioseros, arramblan con todo lo que suena, dicen en África.

Y el lobo del cuento: ¿Que por qué tengo las orejas tan grandes? Para verte mejor.

____________

En las reuniones (¡las reuniones!), por las mismas.

La distancia que separa la actitud profesional con la actitud infantil —íntima— es tan mínima que la gente pasa de una a la otra con toda naturalidad.

Para concentrarse en la pregunta que le hacen, este señor se escarba la nariz. Se ve que no lo puede evitar: intentar concentrarse y llevarse los dedos a la nariz son para él un mismo movimiento.

O esta señorita, tan asertiva cuando se expresa. En cuanto deja de hacerlo, se distrae extirpándose algo de la piel de los brazos.

De sus brazos de reina de las reuniones.

Source: Externe

Óleo de Berthe Morisot

Posté par Josepepe à 12:12 - Commentaires [23] - Permalien [#]


mardi 7 juillet 2015

No tengo miedo de la muerte pero sí de olvidarme las canciones

El Palacio de congresos de París, un centro comercial al borde del Periférico, contiguo al Bois de Boulogne, construido en 1974, es muy feo. Pero cuando me entero de que la fachada la diseñó un buen arquitecto, ya no me parece tan feo. Sobre todo ahora que ya no lo veo.

Para entrar al concierto y cubir las casi cuatro mil plazas del anfiteatro, los espectadores nos alineamos en dos filas, pares e impares, circunstancia que aprovecha para manifestarse un grupo que pide a los artistas la anulación de su concierto en Tel Aviv, previsto para fines de mes. Dentro del anfiteatro, ameniza la instalación una telonera, Chiara Civello.

P1050197

Por fin están allí. Dos añosos señores tan pequeños sobre ese enorme escenario, tan solos frente a la multitud. Comienzan los acordes, suena el contrapunto de la bossa nova de las guitarras, los matices de las voces, el tempo que parece que va a desafinar y cae siempre justo.

Es un recital de canciones. Cuento 28. De cada una podría decir algo. El punto más alto tal vez sea el memento mori de Gil cantando en voz muy baja en medio de un gran silencio: No tengo miedo de la muerte pero sí miedo de morir, la muerte es después de mí pero quien va a morir soy yo.

Otro momento así, el de Caetano cantando con el auditorio el estribillo de Terra: Por más distante que esté el errante navegante, ¿cómo podría olvidarte?

Hablando de navegantes, antes del concierto y aprovechando su proximidad dimos un paseo por el Jardín botánico, que hace apenas algo más de un siglo presentaba zoológicos humanos donde exhibían africanos, patagones, lapones y cosacos en calidad de curiosidades. Así es que como estamos en París, Gil canta Touche pas à mon pote, una canción compuesta en francés en los años ochenta, en plena ola de antiracismo, y que contiene uno de los versos más involuntariamente divertidos de la música popular:  No te metas con mi amigo. ¿Qué quiere decir eso? Quiere decir que el Ser que hizo pensar a Jean-Paul Sartre es el mismo que hace jugar a Yannick Noah.

Al final, saqué la cuenta: ellos celebran cien años de música al que aportan medio siglo cada uno. Yo debo de aportar otros tantos siglos, porque habré escuchado las primeras canciones de Caetano y Gil, Marinheiro só, Soy loco por ti América, Eu vim da Bahia en alguna radio siendo niño, y los he visto cantar luego en Salvador, en Rio, en Bruselas, tanto que también puedo decir que no tengo miedo de la muerte pero sí de olvidarme las canciones, algunas de estas canciones.

Al regreso, decidimos homenajear al amigo Montano y volvimos no por la autopista sino por los caminos del Tour, al revés de los corredores, con la luz de la luna sobre el pavés. Y entramos en Bélgica por una de esas fronteras que son tan discretas que no se hacen notar.

__________

Imágenes del concierto por Paul Charbit

Posté par Josepepe à 19:14 - Commentaires [12] - Permalien [#]
Tags : , , ,

dimanche 5 juillet 2015

El desparpajo magnífico de Alexis Sánchez

Anoche, tras la alegría del penalti convertido por Sánchez y mientras el portero Bravo levantaba la copa, varios amigos me felicitaron. Nunca se agradece lo bastante que los amigos te recuerden en una circunstancia feliz.

Me acordé entonces de mi amigo con el que cuando niños en ese mismo estadio nos alejábamos de nuestros padres y subíamos hasta lo más alto de la gradería a dar un vistazo a la ciudad y luego nos sentábamos con la espalda apoyada contra el muro a mirar a los Sánchez y a los Bravo de entonces. Una brisa fresca bajaba de los Andes. Si eso no era la libertad, no estaba lejos.

As grandes penalidades llaman los portugueses a los penaltis. Pocos años después, ese estadio sería el lugar de las grandes penalidades de Chile, que se resumen en la imbecilidad del que usurpa el poder y lo usa para bestializarse. Lo recordó anoche el jugador Beausejour: Por fin este estadio cargado de muerte pudo traer una alegría.

En todo ello pensé, en aquel amigo que se sentaba a mi lado en lo alto de ese estadio, muerto algunos años después, e imaginé la alegría que le traería el desparpajo magnífico de Alexis Sánchez de mandar la pelota a volar contra el destino.

Si hay que ganar, puesto que estábamos para ganar, que sea con la manera.

0012944577

Posté par Josepepe à 14:41 - Commentaires [10] - Permalien [#]
Tags : , , , ,