lundi 26 novembre 2018

El intérprete

«¿Quiere que le pida un té?», le pregunta Felipe González a Margaret Thatcher. Y el intérprete traduce la pregunta así: «Dígame, ¿a usted la quieren en su país?».

Me acordé de esta escena de una novela de Javier Marías cuando leí la noticia de que Pedro Sánchez y Theresa May habían hablado por teléfono hace un par de días para intentar llegar a un acuerdo sobre Gibraltar. Imagino la conversación teléfonica, con Sánchez mentando a Gibraltar y May exclamando «Yibrouda!?» y lamento que no hayan necesitado de un intérprete para salpimentarla.

artworks-000167615512-3rut0d-t500x500

Posté par Josepepe à 01:00 - Commentaires [0] - Permalien [#]
Tags : , , , ,


jeudi 22 novembre 2018

La lluvia

Diario de Murcia, y 2

En la torre de la catedral vivía años atrás el encargado del reloj. Desde la ventana de la que era su casa y su lugar de trabajo se ve el corazón de la ciudad. Es un lugar dotado de un acústica increíble. Si te paras al centro del recinto y hablas, escuchas tu voz en estéreo. Dos personas pueden hablar calladamente desde dos extremos de la sala y escucharse entre ellas sin que nadie más se entere. Cuando cambiaron el reloj, la presencia del encargado pasó a ser innecesaria. Antes de marcharse, el último dejó su nombre grabado en un muro, un nombre muy huertano, Antonio Lechuga. «Si aquí no hay retrete, ¿cómo hacía sus necesidades?, le pregunto ingenuamente al guía. ¿Bajaba y subía varias veces al día?». «De eso, nada», responde. «Arrojaba el desperdicio por la ventana».

MB

Óleo de Marín-Baldo

Otra torre, la de Santa Elena en La Azohía, levantada frente al mar para evitar los ataques de los piratas berberiscos. Cosas viederes desde la torre hacia los cuatro cantos de Murcia, por el Levante, por Sierra Espuña, por Totana, por Aledo.
Otra torre más, la de Aledo. Es un pueblo muy bonito Aledo visto desde abajo y algo laberíntico por dentro. Desde arriba se ve Murcia más verde que nunca gracias a las últimas lluvias, comento. Cuatro gotas, responden los aledanos. Mucha gente se ha ido y los acuíferos se han secado. Paradójicamente, ahora se labora no en terrazas sino bajo plástico para proteger los cultivos de la lluvia.

El stress hidríco de hoy no es nuevo, la de Murcia es una historia de sequías e inundaciones. El nombre de sus ríos lo dice. Guadalentín quiere decir «río de lodo», el Segura en el pasado era todo menos seguro y en Castilla, a dos pasos de la frontera con Murcia, hay un sitio que se llama Reventón del río Mundo. En mis días murcianos recientes llovió un par de veces, una de ellas copiosamente. Mejor aun, llovió por las noches. Y por las mañanas, al abrir la ventana, subía un olor que daba gusto oler.

Vuelvo a la lluvia belga. Tras la larga sequía de este verano, la miro con otros ojos.

Posté par Josepepe à 18:18 - Commentaires [0] - Permalien [#]
Tags : ,

dimanche 18 novembre 2018

Padres e hijos

Diario de Murcia

En la finca cultivaban mandarinas. Ahora han tenido que arrancar los árboles porque las mandarinas con semillas se han vuelto invendibles. En su lugar han puesto un campo de fútbol para que jueguen los niños.

El médico le ha diagnosticado a su hijo autismo. «Mi sueño es que sea Asperger», dice.

En la entrada de la tienda hay un anciano. «¿Vende usted miel?», pregunto. «¿Huevos?», responde. «Que si tiene miel», repito. «Ya luego viene mi hijo», me dice. «Tiene 94 años y aquí le gusta estar todos los días», me cuenta su hijo.

Estaba en la catedral observando una escena pintada sobre un muro. Sin nombre, sin fecha, sin firma. Creo que es José que sueña que un ángel le advierte del peligro que acecha a su hijo. Es un José muy joven, sin embargo. Se diría que el pintor sólo tenía a mano un solo modelo porque José y el ángel parecen hermanos. Me distraen (me despiertan) unos gritos fuera y salgo a ver de qué se trata. Un centenar de chavales se manifiestan contra el acoso sexual. Advierten de que están en peligro. No sé si exageran. Tal vez quieren sobre todo desplegar una manera de ser y de estar juntos. Pero allí están. Se me vienen a la cabeza unos versos del «Roque santeiro» de Gilberto Gil: «Só quem não amar os filhos vai querer dinamitar os trilhos da estrada». Me acuerdo del sueño de José.

0-217LOGO

Obdulio Miralles, «Niño con perro», 1894

Posté par Josepepe à 12:00 - Commentaires [0] - Permalien [#]
Tags : ,

samedi 17 novembre 2018

El ángel

Si yo fuera pintor —y bien que me gustaría serlo— pintaría el Descanso en el jardín de Getsemaní a la manera del paso de Salzillo. Con tres apóstoles durmiendo a los pies de Jesús: el joven Juan a pierna suelta, Santiago con el sueño pesado y el viejo Pedro con un ojo abierto. Las tres edades del hombre.

laoracion_huerto_3[1]

Entiendo que la escena tiene lugar la noche anterior a la Pasión. Jesús siente que llega su hora y se recoge en Getsemaní. «Aparta de mí ese cáliz, reza, pero hágase tu voluntad y no la mía». Y mientras los apóstoles duermen, un ángel baja a reconfortarlo.

No le falta nada a esta escena, pensé mirándola hace un par de días en Murcia, es pura humanidad concentrada y desplegada.

Creo que el ángel no está en los evangelios, pero no vamos a poner en duda su presencia, sobre todo cuando vemos que Salzillo hizo de él el punto alto del conjunto, tanto así que es por el ángel que se conoce este paso. No lo sé a ciencia cierta, pero presumo que al ángel lo han añadido los pintores. Si yo fuera pintor, por lo tanto, al ángel lo pintaría vestido con un chándal rojo.

Posté par Josepepe à 00:20 - Commentaires [0] - Permalien [#]
Tags :

lundi 5 novembre 2018

El péndulo

En este diálogo con Roger Waters en Brasil entre los dos turnos de la elección presidencial, Caetano Veloso formula una pregunta que vengo yo mismo haciéndome desde hace tiempo y por eso la destaco aquí.

¿Es la ola de grosero populismo que se abate sobre el mundo una reacción a los avances logrados por los partidarios del respeto efectivo de los derechos humanos?

Se ve que la pregunta desconcierta a Waters. Finalmente retoma sus argumentación chomskiana y repite lo que ha dicho antes, esto es que el problema es otro y está en otra parte, en el montaje que el gran capital impone para mantener y ampliar sus privilegios.

Confieso que la metáfora del péndulo, por reaccionaria que parezca, me resulta tentadora. Sobre todo cuando tengo ganas de pasar a otra cosa.

Posté par Josepepe à 22:20 - Commentaires [2] - Permalien [#]
Tags : ,


vendredi 2 novembre 2018

El país del que hay que huir

Cuando acaba Cold War, hay un fundido a negro y suenan las Variaciones Goldberg, de Bach. No puede haber mejor cierre para la historia de un pianista al que le retuercen los dedos y de una cantante que se ha quedado sin ganas de cantar.

La Polonia de la Guerra fría, entre 1949 y 1959, es ese país del que hay que huir y al que sin embargo hay que intentar volver porque el exilio puede ser una ventana que se abre pero es sobre todo una puerta que se cierra. El país de esos cantos y bailes regionales manipulados por el stalinismo y sin embargo añorados, como un amor perdido por la distancia.

Pawel Pawlikowski dedica Cold War a la memoria sus padres. Es un filme magnífico, que no quede sin decir.

Posté par Josepepe à 10:40 - Commentaires [0] - Permalien [#]
Tags : , ,

jeudi 1 novembre 2018

La respuesta

Al inicio de El Graduado le preguntan al protagonista, un muchacho veinteañero que acaba de terminar la carrera y está de vuelta en la casa de sus padres para celebrarlo, cómo ve su futuro, la típica pregunta que hacen los padres, los tíos y los amigos de los padres en esos casos. Y el veinteañero responde: «Diferente».

No sé si el diálogo está en la novela o es un aporte del filme, pero lo cierto es que unas cuantas vidas y toda una época se cuelan en esa respuesta. No creo que a mucha gente se le ocurriera responder eso antes y, en cambio, a cuántos no se nos vino luego a la cabeza esa respuesta y nos creímos muy originales formulándola.

Viendo esa escena pensé que cuando pretendemos ser todos iguales inevitablemente resultamos diferentes. Y al contrario cuando creemos ser todos diferentes resulta que somos todos iguales. Disculpas por la formulación atolondrada.

La película, por lo demás, muy bien, estupendamente.

Posté par Josepepe à 00:24 - Commentaires [0] - Permalien [#]
Tags : ,

dimanche 28 octobre 2018

Fuegos de San Antonio

Anoche había una buena razón para celebrar y celebramos. Conté entonces la aventura del personaje de una novela de Tabucchi que recorre Lisboa un domingo de julio de extremo calor con una botella de Veuve Clicquot bajo el brazo.

Por la mañana abrí el libro y vi que no es con una botella de Veuve Clicquot que se pasea el personaje sino con una de Laurent-Perrier. A la hora de comprarla en «La Brasileira», el hombre duda entre ambas marcas pero el barman inclina la balanza en desfavor de la Veuve Clicquot porque afirma que no le gustan las viudas.

Pasa por muchos sitios y le pasan muchas cosas al personaje de «Requiem». El cuento es que llega sobre la hora de cierre al Museo de Arte Antigua porque quiere volver a ver «Las Tentaciones de San Antonio», del Bosco.

Capture d’écran 2018-10-28 à 16

Frente al tríptico hay un copista que reproduce un detalle a un tamaño desproporcionadamente grande. El copista le explica que trabaja para un millonario texano que quiere llenar su rancho con detallazos del Bosco.

El copista conoce el tríptico como sus bolsillos (así dice, «como os meus bolsos»). Antes de estar en el museo, añade, el tríptico estaba en el Hospital de los Antonianos, a donde llegaban las víctimas de enfermedades de la piel, casi todas de origen venéreo. La más común de esas enfermedades era el entonces llamado Fuego de San Antonio, ahora conocido como herpes zoster. Los enfermos peregrinaban hasta el tríptico del Bosco para pedir a San Antonio que los curara de los terribles ardores de ese fuego.

El virus del herpes zoster lo llevamos todos dentro, dice el copista, nos ataca si bajamos las defensas y luego se adormece hasta que reaparece. El herpes es como el remordimiento, sentencia. Podemos amansarlo y adormecerlo, pero en cuanto nos pilla volando bajo nos vuelve a atacar.

Posté par Josepepe à 17:00 - Commentaires [0] - Permalien [#]
Tags : ,

lundi 22 octobre 2018

Ah, girl...

Vengo de ver Girl.

La adolescencia es un periodo delicado en varios terrenos, el de la identidad el primero. La identidad social, existencial, eventualmente sexual. En el caso de la protagonista de Girl, la cuestión de la identidad sexual es radical.

Lo bueno de la opción del filme es que despeja los habituales obstáculos que se oponen a la voluntad de quien quiere cambiar de sexo: las instituciones, la familia, el padre. La girl del filme está en buenas manos, médicas y educativas, y su padre es un modelo de justeza, de manera que no hay más culpables frente a la complicación que representa el cambio de identidad sexual que la complicación misma, que el propio cuerpo, las propias fuerzas. Ah, girl...

Girl es la primera película de Lukas Dhondt. Ha sido recibida con premios allí por donde ha pasado y parecen merecidos. A la espera quedamos de la siguiente. Sin que se trate de eso, Bélgica es el espacio en que se despliega su filme y el retrato del país que asoma suena justo, por lo que deja con ganas de volver a verlo con más detalle.

Posté par Josepepe à 00:02 - Commentaires [0] - Permalien [#]
Tags : ,

dimanche 21 octobre 2018

Si hablo de Flaubert es porque

La_Visión_de_San_Huberto_por_Jan_Brueghel_el_Viejo_con_Rubens

Si hablo de Flaubert es porque mirando este cuadro de San Huberto que pintaron Bruegel y Rubens al alimón me preguntaba por qué los animalistas no intentan apropiarse de su figura.

San Huberto cazaba en las Ardenas cuando un ciervo se volvió hacia él y le mostró la cruz de Jesús. El hombre dejó la caza y se convirtió al animalismo. Ya sé que los cazadores recuperan a su manera esta historia y han hecho de él su patrono, y no es que yo quiera dar ideas pero si los del Pacma quieren que los vote alguna vez o me ponen un cartel pintado por Bruegel o no hay tu tía. Quiero decir que no ganarán las elecciones si antes no ganan la batalla por la hegemonía cultural. Que le pregunten a Errejón, que lo explica mejor que yo.

Sobre esto, Yourcenar recuerda a los santos irlandeses. A San Colombano, que supo que había llegado su hora cuando un caballo se acercó a poner su cabeza junto a su pecho. Y al ermitaño aquél que estaba leyendo delante de la puerta de un claustro cuando vio llegar un ciervo huyendo y le abrió la puerta para que se precipitase al interior, la cerró y continuó leyendo su breviario. Así lo encontró el señor que llegó en seguida acezante con sus cazadores y le dijo: ¿Sabes dónde está el ciervo? «Dios sabrá», respondió el ermitaño y siguió leyendo. Y a San Blas, que por cuestiones políticas tuvo que refugiarse en el bosque, donde lo encontraron unos cazadores hablándoles a los animales. Los cazadores corrieron a denunciarlo al señor, que lo mandó ejecutar.

En las Ardenas ahora las ciervas están en celo y los ciervos sueltan aquel bramido estrepitoso que acojona a sus rivales. Otra cosa que ocurre en esos bosques por ahora es que ha entrado una epidemia de peste africana que mata a los jabalíes y amenaza a los cerdos de los criaderos. Y en Bélgica, como se sabe, hay más cerdos que seres humanos. Lo triste del caso es que la peste africana la introdujo un señor que decidió importar jabalíes checoslovacos para atraer a los cazadores que pagan entrada en su coto de caza. Por esa vía nos hemos enterado de que la carne de caza belga que compramos en el supermercado en realidad es polaca o checoslovaca. Tal como nos enteramos cuando la epidemia de las vacas locas de que la famosa carne de los Grisones suiza es carne argentina. Si hablo de Flaubert es por esto.

Posté par Josepepe à 10:46 - Commentaires [0] - Permalien [#]
Tags : , , ,