samedi 11 septembre 2010

El 34

Los 33 (7)

'El 34' llaman al minero que conducía el camión que salió de la mina San José escasos minutos antes de que se produjera el derrumbe que sepultó a los 33 mineros. Cayeron miles de toneladas de piedra dura y el 34, Raúl Villegas, lo vio por el espejo retrovisor. 'Era como un volcán', dice, 'como un volcán de los que se ven por la tele'.

'Ese día yo salí a la boca de la mina en el preciso instante en que los niveles se derrumbaron', cuenta Villegas al Diario de Atacama.

Haber recargado combustible con anticipación es lo que le permitió salvarse, según él. Y lo que dejó atrapado en la mina a su amigo de toda la vida: 'Yo tengo un colega y amigo que trabaja conmigo en la misma empresa de transportes, que es amigo de niño, nos criamos juntos en la población, y él quedó en la mina por circunstancias, porque en realidad el que tenía que estar adentro ese día era yo, no él, pero yo había dejado mi máquina petroleada el día anterior, y él tuvo que ir a echar petróleo, entonces en ese lapso pasé adelante'.

Villegas, se refiere a su amigo Mario Gómez Heredia, de 63 años, el decano de los 33, y a quien se suele sindicar como líder espiritual del grupo.

Villegas y Gómez se cruzaron en sus respectivos camiones, ese 5 de agosto de 2010, al interior de la mina, y se detuvieron a hablar. 'Y luego, yo seguí mi camino hacia arriba y él hacia abajo'.

C2

Foto de Luis Hidalgo

Posté par Josepepe à 11:25 - Commentaires [0] - Permalien [#]
Tags : ,


jeudi 9 septembre 2010

La tilde

Los 33 (6)

Estaba escrito que llegaría el día en que los 33 mineros desaparecerían también de la portada de los diarios.

A falta de encontrarlos en los papeles, rendez-vous al Big Picture, para verles la cara a los mineros y a san Expedito, y al sitio de la BBC, para asistir al prodigio de oírlos comentar un partido de fútbol que se jugaba lejos de allí, nada menos que en Ucrania (2-1).

Y también donde el Citizen Almeyda, para leer en exclusiva la carta de Benedictus a los mineros, enviada y recibida en forma de paloma, que es como se llama a los mensajes que van y vienen de la superficie a las entrañas de la mina.

El lector la lee de pe a pa y sólo descubre la engañifa por la reiterada ausencia de una tilde. Que no se use en América la segunda persona plural se explica por razones de pragmática lingüística (otro día os lo explico). Pero eso no autoriza a que, cuando la uséis, no acentuéis como Dios manda.

M

Foto de Héctor Retamal

Posté par Josepepe à 16:30 - Commentaires [0] - Permalien [#]
Tags : ,

mardi 7 septembre 2010

San Expedito en San José

Los 33 (5)

Teniendo en cuenta la fuerza que ha ido cobrando la cifra 33 en este caso, habrá que escribir 33 y sólo 33 entradas sobre él, al menos hasta el día en que los 33 mineros vuelvan a ver la luz. O sea que no desperdiciaré una de las entradas que me quedan sólo para escribir que llevo varios días sin decir nada, enhorabuena.

Este fin de semana los mineros conferenciaron brevemente con sus familias. Piñera avisó que proyecta construir un santuario sobre la mina. Los mineros enarbolaron rosarios enviados por Benedictus. No todo el tráfico fue confesional, sin embargo. También cupo por la sonda la autoayuda laica. Junto a las biblias, los mineros recibieron los superventas Tus zonas erróneas y Cómo superar la timidez. Ni más, ni menos.

En la superfice se acumulan las efigies de San Expedito, el que hace los milagros ligerito. En materia de velocidad, las dos excavadoras avanzan lentamente, pero el Gobierno se apresura en anunciar que el rescate previsto se adelanta en dos semanas.

Hoy se cumplen 33 días del derrumbe.

46848_1575565306928_1169441134_31711507_4966291_n

Foto de Miguel Ángel Larrea

Posté par Josepepe à 00:00 - Commentaires [3] - Permalien [#]
Tags : ,

jeudi 2 septembre 2010

El porcentaje

Los 33 (4)

Un reciente sondeo de opinión muestra que el nivel de aprobación del presidente de Chile, Sebastián Piñera, sube como la espuma y alcanza el 56%, diez puntos más que antes del caso de los 33 mineros sepultados en la mina San José.

El nivel de aprobación del ministro de Minería, Laurence Golborne, por su parte, se sale de frentón de madre y suma un inédito y staliniano 91% y subiendo. El porcentaje de Golborne es notable porque, antes del caso de los mineros, el hombre sacaba un estupendo puntaje en la rúbrica 'no sabe, no contesta'. Ahora, en cambio, ya es presidenciable, a la espera de que sea Golborne (a la derecha de Piñera en la imagen, de incógnito) quien saque a los mineros de la trampa y a Chile entero del semidesarrollo.

SP_LG

Otro porcentaje: el estado de avance del túnel destinado al rescate de los 33 es, por ahora, bajo. Después de dos días de excavación y habiéndose alcanzado los treinta metros de profundidad, los trabajos están en stand by vistos los riesgos de derrumbe.

Posté par Josepepe à 12:42 - Commentaires [4] - Permalien [#]
Tags : ,

mercredi 1 septembre 2010

La censura

Los 33 (3)

Para escribir sobre los 33 de Copiapó hay que leer lo que se publica sobre ellos. Noticias, reportajes, columnas de opinión. Hay una columna de la que me llegaban ecos, pero no conseguía leer directamente porque fue censurada. Se trata de A la sombra de Mammon, escrita por Antonio Gil y publicada en La Nación del domingo 22 de agosto de 2010. Desapareció del sitio del diario, pero se puede leer en foros y blogs. La copio aquí:

A la sombra de Mammon
Por Antonio Gil
Y entonces la bella e inexorable Melpómene y el fiero Wekufu se desvanecen para dejar su lugar a Mammon, el demonio judío de la avaricia y la codicia. Desaparecen pues de nuestro imaginario de golpe las presencias idealizadas, sublimadas, de lo inevitable, y emerge, con un retintín de oro, el verdadero culpable de la totalidad de nuestros males.
A veces creemos entrever, como en sueños, erguida contra nuestro óseo roquedal andino y en el “puro cielo azulado”, la figura bella y feroz de Melpómene. Ella, la musa griega inspiradora de la tragedia se nos presenta siempre tal y como es descrita en los libros: “ricamente vestida, grave el continente y severa la mirada, generalmente lleva en la mano una máscara trágica como su principal atributo, en otras ocasiones empuña un cetro, una corona o un puñal ensangrentado”.
Otras veces, entre los silbos del viento sentimos allegarse la presencia sigilosa de Wekufu, el dios mapuche de la muerte y la destrucción, batiendo a Ngenechen, el dios de la vida. Y los números terribles se repiten en este ineludible triunfo de la fatalidad. El 27 de noviembre de 2005, 33 personas abordaron una embarcación de sólo 6 metros de largo, con capacidad para 16 ocupantes. Además la lancha llevaba carga. Las siempre peligrosas aguas del lago Maihue, que en mapudungun significa copa de madera, y el sobrepeso de la adicional, hicieron naufragar el pequeño lanchón.
Hay ocasiones en que el desastre (que como sabemos quiere decir “lejos de la estrella”) exige un poco más para su morral, como ocurrió el 18 de mayo de ese mismo año cuando en la zona cordillerana de Antuco, al interior de Los Ángeles, murieron congelados 44 soldados conscriptos y un sargento. La mayoría de las veces se trata de gente pobre, de miembros de los sectores más frágiles y abandonados de nuestra sociedad. Y entonces la bella e inexorable Melpómene y el fiero Wekufu se desvanecen para dejar su lugar a Mammon, el demonio judío de la avaricia y la codicia.
Desaparecen pues de nuestro imaginario de golpe las presencias idealizadas, sublimadas, de lo inevitable, y emerge, con un retintín de oro, el verdadero culpable de la totalidad de nuestros males. Un demonio cebado en el lucro y en la más extrema cicatería. Ese es el verdadero demonio que gobierna, desde hace ya demasiado tiempo, el alma de Chile, arrasando a la bella Melpómene y al guerrero Wekufu, quienes no hacen otra cosa que cumplir sus deberes cerrando los ojos. Si vemos caso a caso las grandes desgracias que ha sufrido el país, descubriremos tras cada una de ellas la sombra de Mammon y sus explicaciones y comisiones y mentiras. Balseraphs son nombrados en las antiguas tradiciones los “abogados infernales”.
“Los Balseraphs que sirven a Mammon pueden convencer a sus víctimas de que hasta el hecho más atroz será en extremo beneficioso”. Son los demonios que ofrecen indemnizaciones y compensaciones. Antes de la caída, Mammon era un serafín al servicio de Dios. Pero su corazón se llenó con el deseo del oro y se unió a Satanás en la rebelión contra el Creador. Cuando la guerra en el cielo terminó, según la tradición rabínica, “los pecados de Mammon eran peores que los de cualquier otro de los caídos”.
Y él hoy, por desdicha, ha penetrado incluso en las iglesias, en los ministerios, por no hablar de entidades financieras, que es donde pernocta diariamente. Wekufu y Melpómene retroceden con horror cuando ven el recorte de presupuesto para una nueva lancha en un lago remoto. Cuando se asoman sobre el hombro del contador, que con su lápiz rojo elimina defensas en los socavones mineros u “optimiza” los gastos en material de invierno para los soldados que sirven a la patria. Chile está en guerra. Tenemos que aniquilar a ese demonio antes que todos seamos avasallados por la bestia.

cl_nacion

Tras la publicación de esta columna fueron despedidos el columnista, el ilustrador y la editora de la edición dominical del periódico. La Nación publicó, a guisa de explicación de la censura y de los despidos, una carta del presidente de las Instituciones judías de Chile, un texto de excusas del presidente del directorio del diario y otro del director del mismo.

El texto del director del diario y el despido de la editora de la edición dominical ponen en evidencia que el director no lee La Nación. En ese aspecto, no se puede decir que sea una persona atípica.

Cuando leí la columna, lo primero que me dije fue esto: cuántas circunvoluciones para decir que los dueños de la mina son judíos. Por cierto, no sé si lo son y no estoy disponible para ir a verificarlo. Me parece que el dato, en este contexto, no es pertinente. Razón por la cual tanto la censura como los despidos en cuestión me parecen impertinentes.

Posté par Josepepe à 15:30 - Commentaires [2] - Permalien [#]
Tags : , ,


mardi 31 août 2010

El túnel

Los 33 (2)

No sé cuál será el primer túnel del tiempo, si la Caverna de Platón o la cueva de Altamira, lo cierto es que el refugio de los 33 mineros en el norte de Chile no es el único que conecta a la prehistoria con el futuro, a las condiciones de trabajo del siglo XIX con el telemundo del XXI, a la picota con la sonda, al Huis clos sartreano con el focus group. No es el único, pero es el de ahora.

38604_1546737426249_1169441134_31627639_4247759_n

Foto de Miguel Ángel Larrea

Posté par Josepepe à 10:52 - Commentaires [0] - Permalien [#]
Tags : ,

lundi 30 août 2010

Los 33

Los 33 mineros llevan ya tres semanas atrapados a 700 metros de profundidad en el norte de Chile y su odisea, sin embargo, está aún lejos de terminar.

El 5 de agosto de 2010, mientras trabajaban en las entrañas de la mina San José, en la región de Copiapó, un derrumbe bloqueó la galería de acceso a la mina, de la que se extrae cobre y oro. Tras dos semanas de infructuosos esfuerzos por contactar con los mineros a través de una sonda, los expertos juzgaban mínimas las posibilidades encontrar con vida al grupo de trabajadores.

Pero la sonda obró el milagro, y la alegría de saberlos vivos hizo creer a algunos que el drama terminaba allí. Las autoridades, no obstante, tuvieron que transmitir a los enterrados vivos que el rescate será largo y que, si todo va bien y las previsiones optimistas se confirman, podrían ser subidos a la superficie dentro de cuatro meses, hacia la Navidad. Las máquinas pueden abrir un forado por el que pase un hombre a un ritmo de poco más de diez metros diarios. Lo demás es sacar la cuenta.

Tengo poco que añadir a lo que cuentan los excelentes reportajes que envía Francisco Peregil desde Copiapó. La vida bajo tierra y en el campamento instalado por los familiares junto a la boca de la mina, y los mensajes entre uno y otro. El doble registro de lo privado y lo público, imposible o casi en un caso como éste.  Las grescas entre las señoras 'con papeles' y las queridas. El humor de unos y otros. El minero: Nunca he estado tanto tiempo dentro de una mina (en buen chileno, una mina es una mina y también una mujer). Y el familiar: Gracias por trabajar horas extraordinarias.

La odisea de los mineros es puro y duro drama mítico: las puertas del averno se cierran detrás tuyo y la prueba comienza sin saber cuándo ni cómo terminará. Y pura telerealidad: la sonda no permite extraer a los mineros pero sí su imagen y sus voces, y una comunicación relativamente fluida entre los enterrados vivos y el público exterior, multiplicada a través de los satélites. Con los 33 encerrados, la tele tiene al fin el verdadero reality, dice con razón Manuel Lahoz.

La mitología es escueta y la telerealidad redundante. Entre ambas media la República y sus símbolos. El primer mensaje que enviaron los mineros consistió en corear el himno nacional chileno, la única canción que nos sabemos todos. También porque viene al caso. Puro Chile es tu cielo azulado, puras brisas te cruzan también, dice el himno y es eso exactamente a lo que los mineros aspiran. Y en su verso final propone esta oposición radical: la libertad o la tumba, el asilo contra la opresión. La República, la solidaridad republicana, es el todo o nada de los mineros, la única que puede sacarlos de allí, con una ayudita de la tecnología.

Como los futbolistas en el Mundial, los mineros cantan la canción nacional con una mano en el corazón, y como las víctimas del 8.8 de hace seis meses se envuelven en la bandera tricolor. Chile lleva un año con la bandera a tope y nadie quisiera que lo acabase con ella a media asta.

La empresa estatal del cobre, Codelco, cuenta con pundonor los años, los meses y los días en que la extracción cuprífera estatal no registra accidentes fatales. En la mina San José, la salida de emergencia, que los propietarios de la mina se habían comprometido a construir cuando obtuvieron la autorización del Estado chileno para reabrir la explotación minera, tras varios derrumbes en el pasado, no estaba disponble en el momento del accidente. Cuatrocientos euros les  hubiese costado habilitarla a los dueños de la mina. Habrá que ver cuál será la factura al final de la aventura. Y quién la pagará.

SJ

Foto de Miguel Ángel Larrea

Posté par Josepepe à 13:33 - Commentaires [5] - Permalien [#]
Tags : ,

samedi 21 août 2010

Todos somos Woody Allen

La televisión e internet han sido el terreno de expresión de la intimidad moderna, la bien llamada extimidad. Ya era hora que ésta alcanzara el cara a cara en vivo y en directo, las tablas de los escenarios y la confidencialidad de los pubs.

Y ya es el caso, a través del nuevo fenómeno de moda: las cringe parties (to cringe: no saber dónde meterse). Que consisten en leer en público, en pubs y pequeñas salas de espectáculo, fragmentos escogidos de sus propios diarios de vida, de preferencia aquéllos en que uno se muestra más, es decir se muestra risible a los ojos de los demás.

Como todas las modas que en este mundo han sido, el fenómeno nació en Brooklyn y se extiende por Europa vía Londres. A ver cuánto tarda en llegar a mi pueblo.

Extractos escogidos: 'No me gusta para nada. Pero si me invitara a salir le diría que sí'. 'Anoche tuve un sueño raro, con palomas'. 'Creo que mi padre lee mi diario, cómo si no está al tanto de todo lo de mi vida. Ahora está con gripe y tiene fiebre. Espero que muera cuanto antes'.

Después de leer frente a un grupo de desconocidos el relato sus sesiones masturbatorias entre la pizzería y la cabaña del jardín, a los 17 años, Steve dice sentirse avergonzado pero también ligero. 

Porque el que se desvela así no sabe dónde meterse por haber sido como fue, no por lo que es ahora. Podemos reírnos de cómo fuimos, no de cómo somos.

Todos somos Woody Allen, pero tampoco vamos a exagerar.

W

Extractado de un texto de Elisabet Blanchet en Le Soir

Posté par Josepepe à 13:31 - Commentaires [0] - Permalien [#]
Tags :

mercredi 18 août 2010

Como cantaba Ringo Starr

Hay que ser muy pasmado para seguir hablando del pulpo Paul un mes después de terminado el Mundial. Pero cada cual sigue su camino y el mío es empedrado. Así es como me propongo profundizar en el asunto.

Théodore Monod decía que, tras la explosión atómica, el candidato mejor calificado para sobrevivir y enseñorearse por el chamuscado mundo es el pulpo. Tiene tres corazones, ocho brazos y nueve cerebros, y vive en las profundidades abisales.

Se cuenta también que Ringo Starr compuso su famoso Octopus Garden en Cerdeña, una vez que ordenó su consabido fish and chips y le trajeron pulpo. Lo probó de mala gana y acabó gustándole. Luego, el capitán del barco le contó una historia según la cual en los fondos marinos los pulpos recogen piedras preciosas para construir su jardín. Con eso y tres acordes, Ringo hizo su contribución a la historia de la música submarina.

Pues bien, que los pulpos son inteligentes ya lo sabíamos. Los científicos son más proclives a trabajar con monos, conejos y ratas, pero quienes lo han hecho con pulpos ya han dado su veredicto: los pulpos son inteligentes porque aprenden rápido.

Y no han ido más lejos hasta ahora por una triste condicionante biológica. Hacia los tres años de vida los pulpos se aparean y reproducen. La madre pone sus huevos en una grieta y los cuida hasta que se abren. Durante ese periodo no come ni duerme, de tal forma que en cuanto los pulpillos se echan a nadar la madre muere de agotamiento.

No hay así posibilidad de socialización, de transmisión del acervo de la especie. Los pulpos comienzan una y otra vez la historia desde cero. O sea, se dejan atrapar por redes y arpones y acaban en el plato de Ringo Starr.

Si las madres pulpo pudiesen enseñar a su descendencia lo que ellas han aprendido, el jardín del pulpo sería más grande y más prolífico. Y tendría, como todos los jardines, un enano a su cuidado, un enano que cantaría al piano esta bonita canción:

Oh what joy for every girl and boy
Knowing they're happy and they're safe
.

O

Posté par Josepepe à 12:21 - Commentaires [2] - Permalien [#]
Tags : ,

vendredi 13 août 2010

El zurdo contrariado

Viernes 13. Por aquí donde vivo yo se trata del día de la buena o de la mala suerte, depende de cómo le vaya a cada cual. Como nuestro 13, martes.

Por otra parte, veo que es el día del zurdo contrariado. Son muchos, parece, los que han sido obligados a reprimir su impulso natural a usar la mano izquierda y a acomodarse, también en eso, al común de los mortales. Pero no a todos se les da mal llevar la contraria, véase el caso de Rafael Nadal, que sería un diestro contrariado a la hora de coger una raqueta.

Es una noción ambivalente ésta de la contrariedad. Supongo que todos hemos sido y somos contrariados en múltiples sentidos. Existir en medio de los demás consiste en encontrar un punto de equilibrio, precario para los rapaces, inmóvil ya para los viejos, entre el impulso y la horma.

Volviendo a Bruselas, un amigo mío se define como flamenco contrariado. Quiere decir que, proviniendo él de un medio flamenco, fue criado y educado en francés. Es el caso de muchos belgas de su edad. Pero hoy, en esta ciudad, tal vez sean más los pequeños francófonos y los pequeños inmigrantes contrariados, porque muchas familias no dudan en poner a sus retoños en las escuelas flamencas, condición casi indispensable para que encuentren trabajo cuando sean mayores.

Idealmente, deberíamos ser todos bilingües y ambidiestros. Mejor aun, políglotas y multimanos, como el pulpo Paul y la diosa Shiva. Pero la realidad es eso que después de dormir la siesta sigue ahí y así es como celebramos hoy el día del zurdo contrariado.

DSC07122

______________________

Errabundo me recuerda que en los últimos días no he escrito una línea. A ver si me quitan la licencia. La tierra para el que la trabaja.

Posté par Josepepe à 12:00 - Commentaires [2] - Permalien [#]
Tags : ,