vendredi 6 novembre 2009

Admiróse un portugués

El Asombróse un portugués con que titulaba AE hace un par de días, me ha llevado a recordar a A, una niña portuguesa en su primer día de escuela en Bélgica. De regreso a casa le dijo a su padre que no se había enterado de nada. Al día siguiente le dijo que ya se iba apañando, sobre todo cuando conversaba con una niña (mi hija, que le hablaba en español) que falava um francês muito fácil.

Admiróse un portugués
de ver que en su tierna infancia
todos los niños en Francia
supiesen hablar francés.
« Arte diabólica es »,
dijo, torciendo el mostacho,
« que para hablar en gabacho
un fidalgo en Portugal
llega a viejo, y lo habla mal;
y aquí lo parla un muchacho ».

Nicolás Fernández de Moratín

Posté par Josepepe à 16:44 - Commentaires [0] - Permalien [#]
Tags :


jeudi 5 novembre 2009

Las condolencias

Un familiar llama a mi tío para decirle que ha muerto accidentalmente la hija de L. Por la emoción, mi tío entiende que ha muerto L y transmite en esos términos la noticia al resto de la extensa familia. Así, los familiares van llegando uno a uno a al funeral de L, pero se encuentran con L en la puerta de la iglesia. Le dan el pésame como pueden. Peor lo tienen los que llegan tarde, en plena misa funeraria. Ven al cura oficiando, al ataúd en el centro y a L en primera fila.

Posté par Josepepe à 19:04 - Commentaires [2] - Permalien [#]
Tags :

mardi 3 novembre 2009

Detesto los viajes y los exploradores

Muere Claude Lévi-Strauss. Cito de memoria dos o tres frases suyas que retengo. 'Detesto los viajes y los exploradores', por cierto. Y también 'Vivimos en un mundo al que ya no pertenezco' y 'De todas las experiencias que me ha sido dado conocer la más curiosa, sin duda, es la de haber vivido hasta tan viejo'.

Posté par Josepepe à 19:29 - Commentaires [3] - Permalien [#]
Tags :

Le petit Nicolas

Ayer se fallaron los dos principales premios literarios parisinos, el Goncourt y el Renaudot. Para Trois femmes puissantes, de Marie Ndaye, el Goncourt , y para Un roman français, de Frédéric Beigbeder, el Renaudot.

Hace un par de años Beigbeder fue sorprendido por la policía consumiendo cocaína sobre el capot de un coche en pleno centro de París. Beigbeder cuenta ese episodio en su libro, que se vende como pan caliente. 'No hay mejor droga que el Renaudot', declara ahora Beigbeder, y le dedica el premio al fiscal que lo mantuvo detenido, según él, de manera abusiva.

Ndaye cuenta la historia de tres mujeres africanas. Ya el Goncourt del año pasado, Syngué sabour, de Atiq Rahimi relata la vida de mujer afgana. Como el Planeta reciente, Contra el viento, de Ángeles Caso, lo hace con una mujer caboverdiana.

La prensa presenta a Ndaye como francosenegalesa. Es hija, en efecto, de un senegalés y una francesa. Su padre desapareció cuando ella era una niña de pecho, la novelista vive entre París y Berlín y de sus 42 años de vida sólo ha pasado un par de semanas en Senegal.

Otra historieta parisina es que se ha descubierto que el don de Sarkozy por la propaganda y la venta de aviones viene de lejos. Ya la imagen del petit Nicolas ayudaba a su padre, publicista, a vender detergente.

Sarkozyto

Posté par Josepepe à 13:02 - Commentaires [1] - Permalien [#]
Tags : ,

lundi 2 novembre 2009

Tres santos y el obispo Cachimba

9788432212741

Ayer, día de Todos los Santos, terminé de leer precisamente Tres vidas de santos, el último libro de Eduardo Mendoza. Trata de eso, de vidas de santos, sólo que, tal como explica el propio autor en el prólogo, en los tres relatos no está claro cuál es el santo y cuál no lo es y descubrirlo constituye uno de sus atractivos. Yo creo haberlo descubierto, no faltaba más.

El prólogo es estupendo. En cuatro páginas Mendoza resume lo mejor de su arte, que es el de tomarnos el pelo a los lectores, sin que nos sintamos ofendidos por ello. El primer relato, La ballena, trata del encuentro entre un obispo centroamericano y una ballena, ambos en estado de descomposición, en el puerto de Barcelona durante los primeros años cincuenta. En torno a esa conjunción improbable se despliega la vida del narrador, un muchacho sensato y algo escéptico, y la de su familia. La Barcelona de la posguerra es el escenario que Mendoza mejor conoce y lo describe en La ballena con esmero y mucho mérito.

En el segundo relato, El final de Dubslav, un hombre salido de ninguna parte aterriza en un paraje africano perdido desde donde pasa, sin más trámite, a la ceremonia de entrega de un premio científico en Bruselas, dos lugares, como puede verse, en las antípodas el uno del otro. En este último lugar, Dubslav pronuncia un discurso de agradecimiento que se convierte en una soberbia pieza de desenmascaramiento. Dubslav es como un relato de Kafka o un antipoema de Parra, donde el sentido aflora desde el sin sentido.

Y en el último relato, El malentendido, Mendoza, a través de la historia de un ex presidiario y de su mentora, expone su propia explicación narrativa. 'Un escritor no pone los conocimientos técnicos que posee al servicio de la historia que quiere contar, sino la historia que posee al servicio de los conocimientos técnicos que quiere utilizar', afirma Antolín Cabrales Pellejero, que así se llama el ex presidiario, convertido en Martín J. Fromentín, un novelista de éxito.

A propósito de técnica narrativa, sopésese el primer párrafo de La ballena:

-Pero, bueno,¿se puede saber cuándo llega el obispo Cachimba?, dijo el tío Víctor.

Posté par Josepepe à 16:15 - - Commentaires [0] - Permalien [#]
Tags :


samedi 31 octobre 2009

La nieta

Algunas abuelitas tienen la suerte de que su nietita sea como la Caperucita y las visite en su lecho de enfermas. Eventualmente, la nieta puede ser artista y publicar las fotos de la abuelita en internet.

Posté par Josepepe à 12:33 - Commentaires [0] - Permalien [#]
Tags : , , ,

vendredi 30 octobre 2009

El Open de Agassi

51cobvr6ysl_ss500_

A
ndré Agassi publica un libro donde confiesa que no se dopaba sino que se drogaba. Con todo, según el cronista de Le Monde, François Thomazeau, no está en esa confesión el interés del libro sino en el relato de la infancia sisífica del campeón, obligado por su padre, un boxeador iraní emigrado a Nevada, a darle mañana y tarde sin remisión a la infame pelotilla. Una infancia parecida a la de tantos campeones, Graff, Capriatti, las hermanas Williams y un largo etcétera. 'Llegué a detestar el tenis con una pasión sombría y secreta', afirma Agassi.

No podía faltar el pesado de turno que deja el siguiente comentario en el blog de Thomazeau: 'Y cuando el padre no está detrás del hijo, el resultado es un cronista deportivo'.

La boucle est bouclée pensando en los raquetazos que habrá tenido que dar un sombrío y secreto cronista deportivo para escribir el libro de Agassi.

Posté par Josepepe à 11:32 - Commentaires [0] - Permalien [#]
Tags :

jeudi 29 octobre 2009

Tres vidas de santos y un relato de Kafka

Ayer Pepe tenía cita con el dentista. En el camino, en vez de doblar a la derecha lo hizo a la izquierda y entró a la librería Punto y coma, de la que salió con el último libro de Eduardo Mendoza, Tres vidas de santos. Desde entonces, las ocupaciones habituales, comer, dormir, atender a quienes le hablan, le parecen enojosas interrupciones.
______________________

Por fin la ciencia comienza a comprender que tendrá que descansar en un relato si quiere captar la realidad. Científicos de la Universidad de Santa Bárbara, en California, formaron dos grupos siguiendo su costumbre. Al primero le dieron a leer Un médico rural, de Kafka, relato kafkiano donde los haya. Al segundo le dieron a leer otra historia cualquiera. Luego hicieron con ambos una serie de mediciones. Los primeros, los que leyeron a Kafka, se mostraron mucho más aptos para encontrar correlaciones entre elementos, para ordenar la realidad a través de unas secuencias lógicas.

Posté par Josepepe à 19:19 - Commentaires [0] - Permalien [#]
Tags : , , ,

mardi 27 octobre 2009

Los curas

Comunidadcha1965
Mi amigo Enrique me envía esta pieza, que él llama arqueológica. Por mi parte, no sé cómo llamarla.

Son los curas que nos educaron. Eran escolapios. Navarros. Salvo uno que era vasco, de un pueblo fronterizo con Navarra, y otro que era riojano, de un pueblo fronterizo con Navarra, y el tercero, el más joven entonces, que era chileno, de un pueblo fronterizo con Navarra. Todos buenos para los garbanzos, el frontón y la pedagogía de choque.

No vamos a hablar mal de estos santos varones, menos ahora que ya no pueden defenderse. No vamos a contar las historias que se nos agolpan en la memoria viéndoles las caras, las sotanas, las manos. Bueno, una historia, por no dejar.

Contaban que uno de ellos, en una vida anterior, viajaba entre la Península y América y en una noche de borrasca su barco naufragó en pleno Atlántico. El muchacho que era entonces echó sus últimas fuerzas intentando llegar hasta las costas canarias y, cuando ya no pudo más, le ofreció su alma a Dios y a San José de Calasanz.

Así fue como vivió largos años como escolapio en ese colegio del sur del mundo. Yo lo conocí ya anciano, cuando se acercaba a las madres jóvenes que iban a buscar a sus hijos pequeños y las miraba con ojos de ahogado.

Posté par Josepepe à 23:17 - Commentaires [6] - Permalien [#]
Tags :

dimanche 25 octobre 2009

El muro

Hace veinte años se vino abajo el muro. Y lo que se nos viene encima ahora es una tabarra conmemorativa. Lo mejor que se ha escrito al respecto, o sea lo más sintético, se debe a un poeta peruano:

¿Quién derribó el muro?
-Fuenteovejuna, señor.

(-¿Y quién es Fuenteovejuna?
-Todos a una, señor.)

Fuenteovejuna, o sea la clase media. La cuestión, desde que el muro se vino abajo, es ésta: ¿Aguantará en pie la clase media?

Posté par Josepepe à 14:16 - Commentaires [5] - Permalien [#]
Tags :