vendredi 26 novembre 2010

El sexo

En Alemania no hay un léxico tan abundante para los asuntos sexuales como en castellano, afirma el traductor de Bolaño. Antes de darle la razón o desmentirlo, habría que leer el nuevo libro del Papa, Licht der Welt.

B

_______________

Científicos de Cambridge metieron en un potente computador 300 millones de datos provenientes de la prensa mundial y determinaron que el día más aburrido del Siglo Veinte fue el domingo 11 de abril de 1954. Ese día hubo elecciones en Bélgica.

_______________

A Berlusconi, por su parte, que una estatua de Marte careciera de pene y otra de Venus de manos lo ponía muy nervioso y mandó a tomar medidas. El procedimiento es propiamente berlusconiano: cosmético, irregular y a cargo del fisco.

_______________

El Gobierno de Chile ha decidido cambiar de logo. Ya que estamos de cambios, podrían cambiar al cóndor del escudo, que es carroñero, por el pavo, que es vegetariano.

Posté par Josepepe à 08:00 - Commentaires [17] - Permalien [#]
Tags : , ,


samedi 21 novembre 2009

El sermón

Días atrás, Muammar el Gaddafi estuvo en Roma para participar en un cónclave sobre el hambre en el mundo. Aprovechó la visita, la segunda en cinco meses, para tomarse un cappucino en la piazza San Lorenzo in Lucina y para reunirse con Berlusconi.

Como aún le sobraba tiempo, organizó un encuentro en un vila romana con doscientas mujeres jóvenes, guapas y altas (las bajas fueron descartadas), reclutadas a través de la agencia de modelos Hostessweb, mediante pago de cincuenta euros por cabeza y la promesa de regalos libios.

Las modelos esperaban participar a una cena de gala o al menos a un cocktail, a una filmación o a algún otro género de animación pero, sentadas en círculo (las más guapas delante, las menos guapas detrás) se encontraron con un sermón de Gaddafi, quien las invitó a convertirse al Islam, conversión tras la cual él se comprometía a contribuir con los gastos del viaje ritual a La Meca. También se despachó con una pincelada histórica: 'Ustedes creen que Cristo fue crucificado, les dijo, pero no fue el caso, Dios se lo llevó directamente al cielo y en su lugar crucificaron a uno que se le parecía'. En guisa de regalos libios, las jóvenes recibieron ejemplares del Corán y del libro verde de Gaddafi.

No es necesario haber visto las películas de Buñuel para hacer el paralelo entre estos encuentros y las fiestas de Berlusconi en Vila Certosa.

Este es el relato que hace del encuentro Paola Lo Mele, periodista de la agencia Ansa, quien participó en el encuentro sustituyendo a una modelo amiga suya >

Posté par Josepepe à 19:20 - Commentaires [13] - Permalien [#]
Tags : ,

vendredi 4 septembre 2009

Las mujeres públicas

Silvio, yo no me ocupo de tus cosas privadas, de la crisis, de la Constitución, de la ética. Esos son hechos privados. Yo hablo de las cosas públicas, de las putas.

_______________________________

Confirmado: los monos entienden el japonés.

Posté par Josepepe à 20:39 - Commentaires [0] - Permalien [#]
Tags : ,

dimanche 7 juin 2009

Lunes primero, domingo siete

Tiene que tener un nombre la patología del exhibicionista que intenta impedir la exhibición de su exhibicionismo; un nombre en italiano, quiero decir.

No es la única: 'Como decía Indro Montanelli, Berlusconi es un mentiroso sincero: se cree las mentiras que cuenta'.

_________________________________

Todo lo cual alcanza y sobra para ganar elecciones. Un vento di destra sopla a ras de Europa. Quien se declare matamoros y reclame que el dinero de casa se quede en casa, en el caso de los países de la mitad encima de la media, se asegura un tercio de los votos, siempre y cuando presente un candidato sonrosado.

En fin, en Suecia el Partido Pirata ha conseguido elegir un diputado. Robándole votos a la izquierda, claro.

Posté par Josepepe à 11:58 - Commentaires [0] - Permalien [#]
Tags : , , , ,

vendredi 17 avril 2009

El elegido

Sarkozy dice que Zapatero puede no ser muy inteligente, pero ya ha ganado dos elecciones generales.

Sarkozy perdió unas, cuando apoyó a Balladur contra Chirac, en 1995. Y no lo olvida, porque la derrota le costó siete años en su camino al Elíseo. Para ganar no es necesario ser muy inteligente, dice. Basta con no ser tonto. Y apunta a Zapatero (2). Y a Berlusconi (3).

Posté par Josepepe à 22:47 - Commentaires [0] - Permalien [#]
Tags : , ,

jeudi 9 avril 2009

El confianzudo

Berlusconi_Medvedev_Obama

I
nforme de Pérez Nuix sobre Silvio Berlusconi (2002):

'Este individuo es esencialmente un pelmazo, a juzgar por los vídeos en que se le ve acompañado en cumbres políticas con otros mandatarios o en actos sociales más frívolos. En realidad su comportamiento es el mismo en unas y en otros, sólo que en aquellas finge ser el anfitrión siempre (aunque esté en el Canadá, digamos) y en éstos probablemente lo sea, por lo menos en los de Italia, se apropia de ellos aunque sea sólo un invitado. Cuando se reúne con otros jefes de Gobierno, se nota que en el fondo se siente un intruso, y es su conducta desenvuelta y jacarandosa -como si fuera el anfitrión o el baedeker en todas partes, insisto- lo que delata su inseguridad última; es como si temiera que en cualquier instante pudiera acercársele un chambelán y le susurrara con discreción, al oído, que ha existido un lamentable error y que debe abandonar la sala, el despacho, el almuerzo, la cumbre, el baile. Su contento y su desparpajo invariables son excesivos, un subrayado en rojo. Parece como si le salieran espontáneos, casi involuntariamente, y no es así: está llevando a cabo un permanente esfuerzo (sólo rebajado por la costumbre) y una representación, por supuesto. Su sonrisa enloquecida (por constante), sus chistes, sus pequeñas payasadas, sus abrazos y palmadas, su confianzudismo, su hiperactividad tan trivial como superflua son tremendamente voluntaristas. Es como si estuviera diciendo a cada momento (a sus colegas políticos, a las cámaras, a los fotógrafos, a los telespectadores y sobre todo a sí mismo): '¿Veis qué a gusto estoy, cómo me manejo, cómo departo, cómo influyo, cómo me muevo, cómo intrigo, cómo pertenezco a este mundo de las decisiones mundiales?'. El hombre no se lo cree del todo, en verdad no acaba de creérselo, y por eso ha de dejar bien manifiesto, chillonamente, que está en su salsa'.

'ÉI piensa que su simpatía (por tal él la tiene) le rinde enormes servicios: se juzga cautivador, irresistible, persuasivo; a juzgarse seductor en la acepción sexual del término, no se atreve. Con esa simpatía cree poder conseguir muchas cosas y convencer aún de más, hasta a los más poderosos. Pero si sus poderosos colegas no fueran en su mayoría gente de tan escasas luces (poco iluminan, apenas una penumbra entre todos juntos), se darían cuenta de que esa simpatía profesional es sólo la manera de Berlusconi de pedir permiso, de hacerse perdonar, de estirar el cuello para que no lo tapen en las fotos. Tengo entendido que durante un periodo de su juventud fue crooner, o cantante confidenziale (como dicen en su lengua), que amenizaba cruceros de ricos, algo así. Como se sabe, los artistas del espectáculo, por famosos que sean (y él no lo era), están mas cerca de la servidumbre que de los invitados en la consideración de los ricos, de modo que aquella época, si mis noticias son ciertas, le sirvió de entrenamiento para desgajarse, apartarse de los criados y camareros (se muestra campechano con ellos ahora, pero los detesta y los quiere lejos, como si pudieran contaminarlo fácilmente), y mezclarse con los potentados más bobos, más pastueños y más sensibles al halago. Es un individuo que no tiene el menor pudor a la hora de ser lisonjero, adulador, obsequioso incluso. En cierto sentido podría afirmarse que tiene mentalidad de portero antiguo, de los que al parecer abundaban en España durante el franquismo, y aún no han desaparecido: se deshacían en reverencias con los propietarios y los inquilinos pudientes, trataban a patadas a los repartidores y a las criadas'.

'Detrás de esa mentalidad está siempre un resentido. Si además es alguien que no teme al ridículo, entonces el individuo en cuestión es peligroso, como lo es este hombre tras su fachada cordial, bromista, casi se diría que bonachona si no fuera porque la bondad hasta como caricatura está ausente de su persona. Nada tiene que ver que se emocione o se enternezca de vez en cuando, eso está al alcance de cualquier simple, y no es necesariamente señal de bondad ni de compasión. En realidad es incomprensible que pueda engañar a nadie, no digamos a un país casi entero, es incomprensible que haya obtenido mayoría absoluta en unas elecciones, pero cuántas veces y en cuántos países no ha ocurrido lo mismo. Misterios. O es que la gente no se fija, no atiende, mira y escucha sólo distraídamente, quizá consecuencia del mirar y el escuchar televisivos. Este sujeto carece de escrúpulos, y además de manera radical, por auténtica: no es como muchos otros, que los conocen y han decidido prescindir de ellos; es que él los ignora y nunca los tiene presentes, ni siquiera en tanto que rechazables o inútiles o estúpidos o gravosos, en tanto que engorrosos. Nunca los ha descartado por la sencilla razón de que no los concibe, nunca han formado parte de sus nociones, aún menos de sus valores. Tan desconocidos le son que cuando los advierte en otro los toma sólo como síntoma de debilidad de ese otro, le sirven para juzgarlo frágil, o manso, y por tanto avasallable'.

'Ante esta clase de individuo la mayoría de la gente esta inerme, porque casi nadie está capacitado para tratar con alguien tan machacón e insistente (un pelmazo que no se está quieto un segundo, uno de esos a los que se dice sí tantas veces sólo por quitárselos de encima e interrumpir su cháchara, lograr que callen), formalmente cordial y hasta afectuoso, y que a la vez no observa reglas ni normas de ningún tipo. No las tiene ni para quebrantarlas, como tampoco principios, ni para traicionarlos. Él nunca conocerá siquiera la sensación de estarse sobrepasando, o extralimitando, ni la de estar transgrediendo, aunque pueda fingir abrigarlas momentáneamente, las ha percibido en otros y ha aprendido a ser mimético. Pero lo más difícil de todo es esto: casi nadie está capacitado para tratar con alguien que jamás siente vergüenza de ninguna clase, ni personal ni pública ni política ni estética. Ni tampoco narrativa. En verdad él no sabe lo que es eso'.

(Javier Marías, Tu rostro mañana)

Posté par Josepepe à 22:47 - Commentaires [0] - Permalien [#]
Tags : ,

jeudi 4 décembre 2008

Regolamentazione

El de ayer fue un día trágico, al que no le faltó su nota cómica: Berlusconi se ha propuesto 'regolamentare internet'.

Cuidado peladito, que internet es un jovencito.

Posté par Josepepe à 10:51 - - Commentaires [0] - Permalien [#]
Tags :

dimanche 2 avril 2006

Gente que se cuenta por millones

Mil millones de personas de todo el mundo se relacionan sentimentalmente a través de internet. Mil millones de personas no tienen agua potable. Mil millones de personas fuman como chimeneas. A ese trote se agota pronto la entera humanidad, la multitud que conformamos seis mil millones de personas. El uso y abuso de las cifras produce un efecto contraproducente. No sorprende ni alerta, más bien atosiga. Más vale fijarse entonces en detalles en donde a penas caben las cifras, como en la imagen de un niño que cuenta las bolitas.

Fijarse, por ejemplo, en la gente que va sola al cine. Despierta simpatía la gente que va sola al cine. Y aguanta en solitario las miradas de las parejas, de las familias, de los grupos de amigotes que observan en la penumbra de la sala y se dicen : pobre. Porque igual se equivocan y al supuesto solitario lo rodean luego los amigos que se habían retrasado, lo palmotean, le piden que les cuente el principio de la película, que les detalle las sinopsis, los réclames y la cara de tontos de los mirones que lo creían un solitario perdido para el mundo.

Gente que lleva la camiseta brasileña. No son necesariamente brasileros, para nada, son una tribu transnacional, una secta tal vez, como los desvestidos de Spencer Tunick, los viejos hippies y las señoras con permanente.

Gente que vota por Berlusconi. Aparte de quienes se han enriquecido en base a cambullones, vota por Berlusconi la gente que ve demasiada tele y se ríe con los chistosos que se ríen de caiga quien caiga, es decir de cualquiera menos de Berlusconi, que les paga el sueldo.

Gente que dice que da lo mismo votar por Berlusconi o por Prodi. O por Aznar o Zapatero. O por Lavín o Bachelet. Porque la política la hacen los inversionistas, los accionistas, los gerentes, dicen. No dejan de tener razón, salvo que se equivocan en lo principal. La socialdemocracia se funda en la idea que para producir riqueza hay que comenzar por distribuirla. Y no al revés. La riqueza es como el agua, que alcanzaría para todos de estar bien distribuida. En el terreno de la distribución, el capitalismo es analfabeto. Y el resto es propaganda berlusconiana, peinetas para calvos y bailarinas al ritmo de la musicaca.

Gente que dice que todo da lo mismo. De nada sirve, dicen. No dejan de tener razón. Salvo que suele ser gente a la que le sirven a la mesa. Y luego le sacan los flatitos. Y luego le lavan los platitos.

Gente que piensa con la boca abierta, como la mamita del líder en la carrera para las elecciones presidenciales peruanas, Ollanta Humala, quien propone fusilar a los homosexuales para terminar con lo que en su opinión es un grave problema moral. O el presidente vitalicio de Turkmenistán, Saparmurat Niazov, quien declara que toda persona que lea tres veces su obra literaria, Toukhanam, “alcanzará la riqueza espiritual, se hará más inteligente, conocerá la existencia divina e irá directamente al paraíso”.

Gente que no responde a los mensajes. Está ocupada, tiene tantísimo trabajo. La vida es dura, siempre hay algo más urgente que hacer que responder a un peregrino mensaje de un remoto remitente.

Gente que llora en los trenes. Con ojos que se ve que han llorado. Nada hay más triste que la gente llorando. Sobre todo si el causante del llanto es uno mismo, de tan tarado que es.

Gente que tira envases, colillas y chicles por la ventanilla, por el tubo de escape, por el desagüe. Cadáveres a la acequia, relave al río y petróleo al mar.

Gente que recoge los desechos. Sin aspavientos, sin contarlo en el blog ni llamar a los camarógrafos. Son los que más se acercan a lo que Borges llamó “los Justos”, aquellos que cultivan un jardín, como quería Voltaire, y prefieren que los otros tengan razón.

La Nación de Santiago de Chile,  4 de abril de 2006

Posté par Josepepe à 13:56 - Commentaires [0] - Permalien [#]
Tags : , , , , , , , , ,