samedi 1 juillet 2017

Sueño del mono

Diario del Camino de Santiago, 2

Hay gente que camina rumbo a Santiago para aclararse el espíritu. Sin ir más lejos es el caso de mi tío que todo lo hace por aclararse el espíritu que lleva siempre confuso, particularmente cuando despierta de la siesta.

En el camino, sea que el peregrino vaya solo, enfrascado en su monólogo, o acompañado y dialogando con la parienta, las palabras sueltas pueden deparar alguna epifanía. Así se encontró mi tío contándole a mi primo entre Lugo y San Román de Retorta el sueño del mono.

Sueño del mono

En la habitación hay un mono que se mueve constantemente desordenándolo todo. Abre la ventana y mira a la calle desde donde el mono le hace un gesto burlesco de saludo o despedida.

Tenía 19 años. Poco después va y se lo cuenta a una joven, quien le dice que él tiene un problema y, como no le hace frente, el problema se burla de él. Se ríen mi tío y mi primo de la interpretación forzada y a continuación mientras caminan mi tío le cuenta un episodio ocurrido diez años más tarde, episodio que hasta entonces nunca había relacionado con el sueño del mono.

Una noche al volver a su casa encuentra la puerta trasera forzada y a un muchacho dentro. Consigue hacerlo huir sin que pueda llevarse nada y luego sale a la calle y ve a lo lejos como asoma por una esquina el ladrón y le hace un gesto burlesco de saludo o despedida.

mann_mit_lausendem_affen

 Aníbal Carracce, 1590

Posté par Josepepe à 17:17 - Commentaires [0] - Permalien [#]
Tags : , , , ,