mercredi 12 septembre 2012

El camarada Li

Las dos primeros viajes de Kapú al extranjero a fines de los años cincuenta tuvieron como destino la India y China. En ese orden. Ambos países eran por entonces pobres y superpoblados. Y lo siguen siendo, sólo que ahora, además, son potencias emergentes, signifique esto lo que signifique. La comparación entre ambas realidades, la india y la china, se hace así inevitable y Kapú no se priva de hacerla:

'El indio es relajado, el chino es crispado y vigilante. La multitud en India es informal, fluida y lenta. La multitud en China, en cambio, es ordenada y marcial: parece evidente que está dominada por un guía, por una autoridad suprema. En revancha, flota sobre la multitud en India un areópago de divinidades indulgentes. Si la multitud en India descubre algo curioso, se detiene, observa con detención y se echa a discutir. En la misma situación, en China, la multitud sigue su camino, compacta, obediente, la mirada fija en frente. Los rostros de unos y otros son también diferentes: el rostro del indio reserva sorpresas, mientras que la cara del chino nos dice que esconde algo que ignoramos para siempre jamás'.

Hasta aquí muy bien, pero lo que le pide el cuerpo a uno es saber si ya por ese entonces había, tanto en India como en China, signos anunciadores de lo que vendría luego, medio siglo más tarde, el famoso boom económico chino (e indio, ya que estamos, y también del presente decaimiento del repunte, para ser completos), y si Kapú los vio venir.

No sabría decir. Habrá que seguir leyendo Mis viajes con Heródoto. A veces la mejor respuesta es dejar la respuesta pendiente, como hizo el chaperón de Kapú en China, el camarada Li. Perplejo frente una lectura, Kapú le pide al camarada Li que le explique su sentido: 

'Un día Zuanzi sueña ser una alegre mariposa que vuela libremente sin saber que él es Zuanzi. De pronto despierta. Ha vuelto a ser Zuanzi. Ahora ya no sabe si la mariposa es el sueño de Zuanzi o si Zuanzi es el sueño de la mariposa'.

El camarada Li lo escucha, sonríe, toma notas y responde que le responderá más adelante.

Ch

Posté par Josepepe à 01:20 - Commentaires [0] - Permalien [#]
Tags : , ,


mercredi 17 novembre 2010

Zafiro sobre diamantes

El anunciado compromiso de Kate & Wills hará de 2011 un año de casorios. Enhorabuena. Últimamente  los únicos que se casan son los recién llegados y los alegres, y así no hay quién le gane una elección a la reacción. Una buena boda real permitirá  estabilizar la pirámide demográfica y las finanzas parroquiales. El anillo de Lady Di, zafiro sobre diamantes, operará el portento.

Portento que se multiplica por el mundo y en particular por China, que encarna el futuro de la pirámide demográfica y de las finanzas parroquiales, y lo encarna a otra escala. Me entero, por este reportaje fotográfico de Corneliu Cazacu y Christina Larson publicado por Foreign Policy, de que la industria de la fotografía de bodas tiene el viento en popa en China, donde la ingente clase media se gasta sus buenos yuanes en la ceremonia de la fotografía, a menudo tantos o más de los que gasta en la ceremonia de la boda. Los novios invierten en una cuidada puesta en escena, puesto que no quieren parecerse a ellos mismos sino a Wills & Kate.

En ese afán, lo que suele ser más difícil es evitar que aparezcan otros chinitos en la foto.

V

Posté par Josepepe à 13:13 - Commentaires [0] - Permalien [#]
Tags :

dimanche 3 mai 2009

Otra historia china

Ignoro qué connotaciones tiene el sintagma 'historias chinas'. Hace pensar tal vez en cuentos refinados, o bien tirados de los pelos. Como éste, que leí tiempo atrás en un manual del doctor Lenz y reproduzco de memoria. Algo en él  (la cerda) conecta con la actualidad.

Este es un perro tan corto de patas que en el período del celo no consigue aparearse, puesto que todas las perras le quedan grandes. Mal lo pasa mal el perrillo pero no ceja en su intento. Hasta que se encuentra con una cerda que acepta sus avances. Cuando los aldeanos descuben el apareamiento, no tardan en lapidar al perrillo. Luego se sientan a pensar en qué hacer con la cerda. Como es un animal útil y caro, deciden que vale la pena conservarla, purificándola. Para lo cual le dan de beber aceite de soja y la hacen sangrar de una oreja.

Posté par Josepepe à 16:42 - Commentaires [0] - Permalien [#]
Tags :

jeudi 26 février 2009

Chimérica

O Chinusa, o los Estados Uchinos. Niall Ferguson y Moritz Schularick explican la crisis por la relación simbiótica que se ha ido estableciendo entre las economías china y norteamericana en las últimas décadas. En conjunto, ambos países representan algo más de un décimo de la superficie del planeta, un cuarto de su población, un tercio del PIB mundial y la mitad del crecimiento económico. China produce, cobra barato por lo que vende y gran parte de lo que gana lo ahorra. Norteamérica hace el resto, es decir que consume y se endeuda. La crisis estaba cantada, pero la milonga que sonaba era otra.

Para algunos, tratándose de la crisis la variable independiente estaría en la ventaja que China obtiene de su creciente excedente exterior, excedente que es simétrico en relación al creciente déficit norteamericano. La receta con que la administración Bush creyó hacer frente a este desajuste consistió en estimular el consumo a través del crédito barato. Ya sabemos cómo terminó el invento.

No es que sepa mucho de esto, me limito a repetir lo que he leído. Según The Economist, para comerse un BigMac en Chicago un trabajador necesita desembolsar el equivalente a 12 minutos de su salario, mientras que un trabajador de Pekín necesita 'aún' el equivalente a 44 minutos del suyo. En cuántos años más el trabajador pekinés trabajará menos que el de Chicago no lo sé y no creo que llegue a verlo mi tío Pepe. Sólo dejo sembrada la inquietud, como decía Julio Martínez.

(La ilustración no cabe dentro del cuerpo del mensaje.)

Posté par Josepepe à 12:03 - Commentaires [2] - Permalien [#]
Tags : ,

mercredi 25 février 2009

Un buey sobre mi lengua

Cuenta Christian Salmon que David Foster Wallace imaginaba que en el futuro los años serían auspiciados por las empresas: el año del coche, el año del sujetador, el año del preservativo. A ver cuál sería la marca que se atreviese a auspiciar este annus que ya es horribilis porque así se lo anuncia.

Los chinos aciertan asociando cada año con un animal. No llevan su razonamiento, sin embargo, hasta el rabo, y esto es que deberían, andando el año, adjetivar a la bestia. 2008 fue el año de la Rata, la que abandonó el barco, la que trajo la peste, la que se cebó con los pies de los viejos y los lactantes. La Rata que pasó su rabo pelado por el cuello de la doncella. 2009 será el año del
Buey en el tejado, del Buey castrado, del Buey redundante, del Buey sobre mi lengua. Pero en 2010, oímos, esto se compone. 2010, el año del Tigre.

Buey

Posté par Josepepe à 23:37 - Commentaires [0] - Permalien [#]
Tags : ,

mardi 10 février 2009

Febrero, martes

Hay un adagio que dice que el césped es más verde en el jardín de al lado. Y otro según el cual la gente que está contenta no se mueve de su sitio.

Migrantes

Posté par Josepepe à 22:13 - - Commentaires [0] - Permalien [#]
Tags :

vendredi 15 août 2008

Halterofilia y otras perversiones

Muy bien está que las autoridades olímpicas combatan la trampa. Peor está que la admitan allí donde la cometen a gran escala (tautología; todo en el Olimpo es a gran escala) los organizadores. (No somos competentes en esa materia, dirán, ya lo sé). Así, el tandem de niñas que emocionó al mundo: una cantaba y escondía la carita, la otra la ponía por bonita. Así también los niños que representaron, en la misma ceremonia, a las 56 etnias que componen la China resultaron pertenecer todos a la etnia han.

Posté par Josepepe à 11:24 - - Commentaires [0] - Permalien [#]
Tags : ,

vendredi 26 janvier 2007

Tres historias chinas

« Un niño de tan sólo cuatro años mató a 443 pollos en un pueblo de Jiangsu, al este de China, usando únicamente su potente voz, informa el diario chino Nanjing Morning Post. Un tribunal local dictaminó que los gritos del niño habían sido los causantes de la misteriosa muerte de las aves, ocurrida el 24 de septiembre de 2006 en la comarca de Haian. El padre del excepcional niño, que trabaja como butanero y se apellida Xu, ha sido obligado a pagar una indemnización de 1.800 yuanes (180 euros) al dueño de los pollos muertos, llamado Wang.       

Todo comenzó cuando el padre entró en una granja para hacer una entrega de bombonas, acompañado por su hijo, y un perro asustó al niño con sus ladridos. El niño comenzó a proferir gritos de terror que, a su vez, asustaron a los pollos del gallinero cercano, donde las aves se pisotearon unas a otras y muchas de ellas murieron aplastadas. El juzgado local ha dictaminado que el grito del niño fue el único "sonido anormal" que pudo causar el tumulto aviar, apoyado por declaraciones de testigos que confirmaron el fuerte llanto del pequeño y su cercanía a una ventana que daba al gallinero. Los veterinarios, además, habían dictaminado que los pollos muertos no habían sufrido ninguna intoxicación, ni padecían gripe aviar o alguna otra enfermedad mortal ».

 

Yuan_face_detail

En este despacho de la agencia Efe, el encadenamiento causal del perro-que-asustó-al-niño-que-mató-a-los-pollos recuerda la canción ésa, Alla fiera del'est per due soldi un topolino mio padre comprò. También recuerda a la Castafiore quebrando con sus altos los cristales de Moulinsart. Todo lo cual puede parecer jocoso pero, intentado saber qué clase de diario es el Nanjin Morning Post, me entero de la triste historia de unos jóvenes campesinos que van a celebrar el año nuevo a la ciudad y acaban durmiendo, de tan pobres que son, en la tumba de una princesa de la dinastía Ming. Más vale no averiguar de qué murió la princesa.

Posté par Josepepe à 11:47 - - Commentaires [2] - Permalien [#]
Tags : , ,