lundi 17 décembre 2012

Depardieu, la leyenda

Cuenta la leyenda que un domingo Gérard Depardieu quería comer langosta, por lo que bajó a la pescadería de su barrio parisino y, como no la había, compró la pescadería.

De lo que se desprende que Depardieu es un emprendedor.

Cuenta otra leyenda que un día Depardieu volvía de Dublín (o iba, sobre ese punto las leyendas divergen) en un avión de línea. El avión estaba a punto de decolar y Gégé (así lo llamamos sus seguidores) quiso ir al baño. Como la azafata lo conminó a volver a sentarse, Depardieu extrajo el petit Obelix y meó sobre la moqueta. Sus amigos refutan esta versión y observan que Gégé tuvo la precaución de mear en una botella. Que la botella rebalsase prueba tanto sus ganas de ir al baño como el hecho de que la estrella esa día no llevaba pañales.

Cuenta otra leyenda que cuando Depardieu se pasea por París en scooter lo hace en profundo estado de sobriedad y nunca golpea a los conductores con los que interactúa

Circulan otras leyendas sobre la vida de Depardieu intramuros, sobre su vida familiar, o sea, pero son todas mentiras peludas. Mejores son las leyendas venidas de Oriente, como ésa que dice que Gérard es copain-copain con el dictador checheno y con el dictador uzbeko. Con la hija de éste último, sin ir más lejos, Depardieu pergeñó esta obra capital del arte recitativo (Atención al síndrome de Stendhal).

En fin, la última leyenda, de hoy mismo, dice que si Depardieu vende su casa de París y se ha comprado otra en el pueblo belga de Néchin, que si amenaza con devolver el pasaporte francés y comprar a cambio un carnet de identidad belga (hoy han subido justamente de precio, de 15 a 18 euros, en la vivienda del pobre la casa siempre es enorme), no es por la pela sino por el amor casi físico que Depardieu siente por Sarkozy y la correspondiente repugnancia, física y metafísica, que experimenta por Hollande. 

Por mi parte, sigo creyendo que se hace belga por puro afán de protagonismo. Para salir en los chistes.

D

Posté par Josepepe à 16:02 - Commentaires [4] - Permalien [#]
Tags : , , ,


mercredi 28 novembre 2012

El periodista tímido

Ha muerto el director de la redacción de Le Monde, Erik Izraelewicz. Estaba trabajando en el diario, ayer por la tarde, cuando sufrió un infarto.

Le Monde tardó varias horas en informar del deceso. La noticia apareció hacia las diez de la noche en el portal Terra y luego en El País a través del corresponsal en París, Miguel Mora. Libération, el primer diario francés que publicó la noticia, reproducía un despacho de AFP. La necrología de Mora en El País terminaba con esta línea que podía entenderse como una explicación al hecho de que Le Monde tardase en informar: la redacción del diario se encontraba en estado de choque.

Es una paradoja explicable. La redacción del diario era quien estaba más cerca de la noticia, quien podía por tanto informar antes y mejor y, al mismo tiempo, la situación le imponía una forma de retención.

Este domingo, sin ir más lejos, colgué un mensajillo que apuntaba a ese momento curioso cuando el periodista se deja ganar por la timidez. Izraelewicz tal vez fuese tímido, a la luz de su cuenta en Twitter. Pocos mensajes, pocos seguidores. El último, de hace diez días, ironizaba sobre la manera como Sarkozy y Hollande disfrutarían del espectáculo de la guerra de jefecillos que asuela a la derecha francesa, esa máquina de perder elecciones. De serlo, sería un tímido qui se soignait.

La que tal vez sea una de las muchas formas de definir a un periodista. Un tímido que se supera.

Posté par Josepepe à 11:02 - Commentaires [3] - Permalien [#]
Tags : , , , ,

dimanche 13 mai 2012

Mi vida sobre rieles

El tren se ha quedado vacio, estación terminal, fin del recorrido. Sobre un asiento, un ejemplar añejo del diario gratuito. Alguien ha escrito encima unas cuantas frases en español. Sigo mi camino pero, antes de bajar, me devuelvo y me llevo el ejemplar.

M

Lo que más me hubiese gustado de la vida sería el no haber nacido. ¿Por qué tuvo que ser así? ¿Por qué tener que sufrir?, dice un mensaje manuscrito en una crónica sobre el pintor Lucian Freud.

La frase es conmovedora en su contradicción. Porque sólo quien nace puede querer no haber nacido.

Aliviará echar fuera el dolor. Si no hay nadie que escuche, tal vez habrá quien lea. Un niño escribía en la suela de sus zapatos los deseos de los que se avergonzaba.

La vida es un territorio propicio a los mensajes contradictorios. Es mi vida, qué puedo hacer si ella me eligió, cantaba Adamo. En el diario de hoy, el velocista Christophe Lemaitre emite una sentencia común entre famosos: Mi éxito es una bella revancha sobre la vida. Leyendo la entrevista, queda claro que la revancha la toma Lemaitre contra quienes se burlaban de él cuando era niño. Los otros, en suma. Mi vida, ese sintagma tan al uso en los trenes, suele querer decir los demás, o cómo los otros me tratan.

Voviendo al recorte del diario, es probable que la imagen de Freud haya desatado la confesión del lector. Dificulto que hubiese escrito lo mismo en torno a un foto de, pongamos, François Hollande. O no todavía.

En fin, los diarios te ponen triste y los diarios te alegran el día. En el diario también se entera uno de esa madre que descubre que su hijo, al que daban por muerto, vive. Y un viernes mórbido se convierte en domingo de gloria.

Posté par Josepepe à 17:02 - Commentaires [4] - Permalien [#]
Tags : , ,

dimanche 22 avril 2012

Los niños

Tengo el fin de semana antropológico, de manera que ahora que François Hollande tiene ya medio camino hacia el Elíseo andado (y su rival, Sarkozy, medio camino salido), me da por recordar a los parientes del candidato en punta, a su ex, a los niños, que perdieron con la madre pero probablemente ganen con el padre, y al tataranieto de Shakesperare.

H

Posté par Josepepe à 21:45 - Commentaires [3] - Permalien [#]
Tags : , ,

vendredi 27 janvier 2012

El tataranieto

Esta primavera hay elección presidencial en Francia. Los sondeos sostienen que, de realizarse hoy, el candidato socialista François Hollande resultaría ganador por un amplio margen. Tras vencer en las eleccciones internas del PS francés, abiertas a los simpatizantes del partido, Hollande ha comenzado su campaña con un masivo mitín el domingo pasado en París.

Sarkozy, su adversario, prefiere esperar a que el empuje de Hollande decaiga antes de lanzarse a su vez al asalto. Hacer campaña consiste en hablar, en prometer, forzosamente en meter en algún momento la pata. Mientras tanto, mientras espera turno, Sarkozy mete la pata por su parte.

Meter la pata suele consistir en exhibir la propia ignorancia o el inconsciente. O ambos. Sarkozy dijo, días atrás: Si soy derrotado, dejo la política y ustedes no volverán a oír hablar de mí. Mejor publicidad para sus adversarios no podría haber.

Pues bien, Hollande no nombra jamás a Sarkozy. Sarkozy (1.65m) por su parte llama a Hollande, que lo supera por pocos centímetros, le petit. Hollande, digo, no nombra a Sarkozy pero cita a Shakespeare. Como se suele criticar a Hollande por su falta de vuelo, en el mitín parisino del pasado fin de semana quiso arrimarse al maestro inglés para infundir altura poética a su propósito: Ils ont échoué parce qu’ils n’ont pas commencé par le rêve (Han fracasado por no haber comenzado por los sueños), afirmó. Ya se quisiera uno campañas presidenciales en que los candidatos se fustigasen a punta de citas poéticas.

Javier Marías usó en varias de sus novelas el truco de llamarlas con un verso de Shakespeare, sin citarlo, y esperar a ver a cuántos críticos se les escaparía la referencia. En este caso, la referencia explícita no se le escapó a nadie. El problema es que nadie tampoco la encontró en las obras del dramaturgo inglés. Los académicos fueron formales, esa cita textual no es de William Shakespeare.

La Red tiene estas cosas, que permite encontrar fácilmente por dónde circulan los memes. En este caso, la cita ya había sido usada por otros prohombres socialistas franceses. Un periodista inglés dio con la clave: la cita es de Shakespeare, pero no de William sino de Nicholas, novelista inglés y tataranieto del bardo.

Con las citas tomadas de internet hay que andarse con cuidado, Hollande también debería leer el Camino de Santiago. Pero este desliz no le costará ni un solo voto, probablemente. A quién le preocupan estas historietas de salón cuando resulta que todos los parados de Francia no caben en Roma. Pero vendrán otros. Y tendrán sus ojos.

S

Shakespeare joven, según un programa de tratamiento de imágenes

Posté par Josepepe à 13:10 - Commentaires [1] - Permalien [#]
Tags : , , ,