lundi 22 novembre 2010

La preposición posterior

Fin de semana en Canterbury. Visita relámpago, objetivos modestos: desayunar en el Tiny Tim's, levantar la cabeza dentro de la Catedral, ir a comprar el calendario de adviento y salir con una Historia de bolsillo de Gran Bretaña.

Entre tanto dato inútil, éste: fue Joseph Addisson, el fundador del Spectator, quien, contra la opinión académica, impulsó la práctica de acabar las frases por una preposición. Al punto de que a esta figura gramatical se la conoce como la terminación addisoniana. Churchill fue un entusiasta partidario.

En inglés se puede, en español no. O no se podía hasta ayer. Seguro de que en el futuro se podrá acabar la frase por una doble preposición. Yo no estoy en contra.

DSC08163

___________

Cámara lenta >

Posté par Josepepe à 14:28 - Commentaires [1] - Permalien [#]
Tags : , , ,


lundi 7 juin 2010

El acantilado

(Tres días en Inglaterra, y 5)

Pasé tres días en Inglaterra, en el condado de Kent, sin ir más lejos, y llevo ya siete días contándolo. Pero acabo ahora mismo.

El barco es un avión que flota y en el que se puede pasear por la cubierta. Desde allí, el capitán y su adjunto son igualmente admirables dirigiendo la maniobra. Los acantilados están tan blancos como suelen. En algunos puntos la forma de la isla es tal que pareciera que fuese a arrojar al mar lo que le sobra. Es comprensible que el último en tomarla lo hiciese hace mil años. Sin exagerar. Es que la isla es así, como se la ve por el catalejo.

Los prisioneros napoleónicos mataban el hambre en las mazmorras de Rochester esculpiendo en huesos de cordero reproducciones de la flota inglesa, que los carceleros negociaban fuera. La leyenda quiere que cuando se les acababa la materia prima se mataban entre ellos.

Salimos a la superficie y buscamos el mar. Cuesta hablar mal del mar, pero no hay más remedio. Este mar oscuro, este mar hediondo.

En Sissinghurst, en Knole, en cambio, huele a wisteria. Llevados por el perfume, nos embarcamos en este diálogo:

-Las plantas atraen a los insectos con el olor, el color y la forma de sus flores.

-Y el ruido.

-¿Qué ruido?

-El que provoca el viento entre las hojas. Si el color y la forma existen gracias a la luz, el olor y el rumor existen gracias a la brisa.

-Mmm.

Hablando de vientos, en el salón toca un quinteto (flauta, oboe, clarinete, trompa y fagot). Están vestidos de riguroso terno de color marengo, con camisa blanca y zapatos negros, pero los calcetines los llevan de diez inflamados y diferentes colores.

Con esos acordes decimos adiós a las blancas chimeneas de Kent y reaparecemos en Calais. En torno al puerto, a sus industrias feas como enormes radiadores oxidados, pululan grupos de hombres jóvenes, iraquíes, afganos (vaya, qué curioso, justamente de allí donde combate el ejército británico). Nadie sabe qué hacer con ellos, aparte de impedirles el paso. Ellos sí saben qué quieren: entrar en Inglaterra.

Inglaterra está más densamente poblada que la India. Pero a ellos, a los que consigan cruzar el Canal y trepar el acantilado, no se lo parecerá. Les deseo buena suerte. Esa noche duermo en casa.

DSC06743

 

Posté par Josepepe à 00:00 - Commentaires [1] - Permalien [#]
Tags :

samedi 5 juin 2010

La vuelta al mundo

(Tres días en Inglaterra, 4)

Un viaje siempre es otro viaje. Cuando la Tita era una niña, la emprendimos un día rumbo a la isla grande. Entonces los barcos eran lentos y los trenes puntuales, de manera que dormimos esa misma noche en Hastings. La dueña del hotel era chipriota. Un viejo cartel que colgaba en el pasillo mostraba un espectáculo llamado Greek Stravaganza. Cuando la señora nos ponía el desayuno, la imaginábamos danzando entre las mesas.

En la parte alta de la ciudad, en el East Hill, los libreros cerraban temprano pero dejaban junto a la puerta una caja con libros viejos y una hucha donde depositar el importe. Así fue como nos hicimos con un ejemplar de La Vuelta al mundo en ochenta días, con esta dedicatoria: Presented to Benjamin Read for good conduct and attention. R. L. Lambert, Teacher. St Edmun's Sunday School, 30th November 1919. Benjamin Read, el que leyó joven, el lector precoz.

Al anochecer, después de pasear por la playa y los acantilados, la Tita miraba su ejemplar de Angelina Ballerina y yo leía el libro de Verne y luego se lo iba contando. Capítulo tras capítulo, hasta la última frase: And in truth, reader, would not you go round the world for less than that? // En vérité, ne ferait-on pas, pour moins que cela, le Tour du Monde ? // Y, en verdad, lector, no darías por menos que eso la vuelta al mundo?

Hastings

Posté par Josepepe à 15:15 - - Commentaires [1] - Permalien [#]
Tags : ,

jeudi 3 juin 2010

Una historia de Inglaterra en seis fechas y media

(Tres días en Inglaterra, 3)

-55              Invasión romana
1066           Batalla de Hastings
1215            Carta magna
1512            Enrique octavo
1940           Batalla de Inglaterra
1973            Tratado de Roma (De Roma a Roma, o sea)
1998            England, England, de Julian Barnes.

DSC06708

Posté par Josepepe à 22:38 - Commentaires [5] - Permalien [#]
Tags : ,

mercredi 2 juin 2010

Camelia y lúpulo

(Tres días en Inglaterra, 2)

País de bebedores de té y de cerveza, en Inglaterra todavía hay servicios públicos. No hablo sólo de buses y de trenes, de policlínicos y de oficinas de correo. Hablo de lugares donde aliviarse. La civilización es un lugar archipoblado donde se puede mear en paz, gratuitamente, sin que el aire apeste. Publica privatis petiora.

La separación entre lo público y lo privado no deja de ser problemática, sin embargo, tanto en la isla grande como en el incontinente. David Laws no nos contradirá. Un ejemplo, los ingleses llaman public schools a las carísimas y elitistas escuelas privadas. Que son, por lo demás, la vía más eficaz para convertir a los niños de su casa en hombres públicos, aparte del fútbol y el rock-and-roll.

Con todo, el país da la idea de estar en liquidación, como los servicios públicos, más o menos. No sólo por el pasado, sino por ahora mismo. Por el estado de la flota y, sobre todo, de la tropa. Pero será una impresión de fin de semana. La semana será otra cosa, laboriosa. Ahí están las familias para poner orden y los inmigrantes esperando turno.

Y la impresión de liquidación está también ahí a causa de la abundancia de tiendas de segunda mano, de antigüedades, de curiosidades, de impresos, de sellos y de postales. Lo que fue ya se vendió. Pero todavía queda. Compre uno, llévese dos.

DSC06614

Posté par Josepepe à 00:27 - Commentaires [3] - Permalien [#]
Tags :

mardi 1 juin 2010

La flor de la clema y de la pluma

(Tres días en Inglaterra)

La guía voluntaria presenta Sissinghurst a los visitantes, una casa isabelina en ruinas recuperada en los años treinta por Vita Sackville-West para que la visitase su amigui Virginia Woolf y oliese en ella los perfumes de las flores de clema y de pluma de su infancia en Knole. Como buena inglesa que es, la guía no tarda dos minutos en dejar que asome por su discurso la reina en persona.

La reina y a su reino. Elisabeth I, quien debía cerrar su palacio en verano para su limpieza y remodelación. Momento en que la reina y su corte partían en gira por las casas de los nobles o de los candidatos a noble. Entonces ser canciller del reino era la mejor manera de enriquecerse, dice la guía. ‘Still is’, responden a coro los auditores.

En ese mismo momento, David Laws, secretario de Estado de finanzas, se ve obligado a renunciar a su cargo, apenas dieciocho días después de la instalación del nuevo gobierno liberal-conservador. La prensa ha divulgado la carga indebida de 40 mil libras de gastos personales en sus gastos de representación. El dice que lo hizo para proteger su privacidad. Entiéndase su sexualidad. Sexo, dinero y poder. Ahí te quiero ver. En los tabloides.

DSC06569

Posté par Josepepe à 00:30 - Commentaires [0] - Permalien [#]
Tags :