vendredi 3 août 2007

Tristán está triste

¿Por qué está triste Tristán? Porque lo dejó su mujer. Su mujer es, según él, perfecta: inteligente, bonita, sabe cocinar, cuenta buenos chistes, es multiorgásmica y se hace ella misma la ropa. Con todo, tal vez tenga un defectillo, y es que es traidora, pero Tristán parece dispuesto a perdonárselo. Tristán está triste, al punto de darse contra los postes, contra los muros, incluso contra el duro suelo de Santiago de Chile. Lo dice el epígrafe: Los tiempos son duros pero modernos. Su madre no puede consolarlo, ciega como es, enceguecida como está por su Pepe Cortisona. ¿Podrá consolarlo un ángel venido desde el sur, un ángel urbano-rural y bilingüe español-mapuche?

play Un ángel que habla como la jardinera de la Violeta, un personaje del primer Raúl Ruiz, y que evoca, forzosamente, a Genet, a Wenders, a Almodóvar. Alicia Scherson filma Santiago de Chile, el barrio Estación Central, Las Condes y el Cementerio Israelita de Conchalí con ritmo y buen pulso y reescribe la obsesión nacional pobres y ricos, como la Palomita blanca, como Machuca. Los créditos dan, además, otra buena noticia: Scherson filmó más de lo que finalmente se ve en su primera película. O sea que sabe contar y cortar.

Para Andrés, que nos puso al tanto.

Posté par Josepepe à 10:01 - Commentaires [3] - Permalien [#]
Tags : ,


mercredi 20 juin 2007

Una canción con ukelele

Al final de la película Finding Forrester, de Gus Van Sant, se escucha una canción acompañada por un ukelele. Es Somewhere over the rainbow, y está tomada del Mago de Oz. La canta un muchacho hawaiano que murió por obesidad y tenía un nombre improbable, como su volumen, Israel Ole Kamakawiwo.

En Dailymotion se encuentra la canción afeada con imágenes de caja de galletas; una injusticia, considerando que Kamakawiwo hace lo contrario con la canción, que es caramelosa, papilla para niños de pecho, y la transforma en ron de alambique. Las almas sensibles pueden oírla cerrando los ojos.

Ramón Vinay decía que para cantar como un pajarito hay que comer como un caballo. Ignoro por qué y prefiero no especular sobre lo que no sé, lo cierto es que Virginia Rodrigues, Clementina de Jesus y la Castafiore son gordas sobradamente.



Posté par Josepepe à 00:02 - - Commentaires [6] - Permalien [#]
Tags : , ,

mercredi 18 avril 2007

Happinnes is a warm gun

En El Fantasma de la libertad, de Luís Buñuel, un fracotirador se instala en el 13avo piso de un edificio y se despacha a gusto con la tarea de acabar con cualquier humano que se mueva. Corría el aciago año de 1974 y Buñuel sabía que filmaba para el porvenir. De entonces ahora, episodios como aquél se han ido repitiendo, unos en la versión kamikaze en centro escolar, como ayer en Virginia, otros en la versión banda armada en lugar público, como los siniestros tueurs du Brabant wallon en Bélgica en los años ochenta, que sembraban la muerte en los estacionamientos de supermercado. Atávico es el desahogo de tirar sobre todo lo que se mueve. Un desahogo de cazador afásico, potenciado por las películas del oeste y los juegos de video. Happinnes is a warm gun, cantaba Lennon, no sé si pensando en el fan que lo mató.

En el tiempo que media entre la masacre y la aparición de la foto y el nombre del autor en los periódicos y en las pantallas, el público reclama esta información en silencio. Por fin aparece el rostro del asesino. Entonces era éste. Se llamaba Cho. Era surcoreano y vivía en Norteamérica desde pequeño. La carta que ha dejado muestra (como si hiciera falta, como si las palabras fuesen más elocuentes que los hechos) que estaba lleno de rencor por sus colegas a los que llama pijos degenerados. El rencor de un adolescente excluido de la fiesta es dinamita pura. Que necesita tener dinamita al alcance de la mano para explotar. Un hombre solo está en mala compañía. Estoy triste, pum-pum, te maté.

_______________________________________

Jairo_Miguel

De un filme de Buñuel también parece salida esta imagen. El torero niño cacereño Jairo Miguel, hijo de torero, fue cogido el domingo por un toro de 500 kilos en la plaza de Aguascalientes, en México. Como a los toreros niños no los dejan torear en España, se van a México a hacerse la América, el Juli también comenzó así. La cornada le abrió el pecho y se quedó a dos centímetros de la aorta, pero el torero niño se recupera, Virgen de los Milagros, en el hospital de la ciudad.

La foto es de Ángel Sainos

Posté par Josepepe à 00:00 - - Commentaires [0] - Permalien [#]
Tags : ,