vendredi 15 août 2008

Halterofilia y otras perversiones

Muy bien está que las autoridades olímpicas combatan la trampa. Peor está que la admitan allí donde la cometen a gran escala (tautología; todo en el Olimpo es a gran escala) los organizadores. (No somos competentes en esa materia, dirán, ya lo sé). Así, el tandem de niñas que emocionó al mundo: una cantaba y escondía la carita, la otra la ponía por bonita. Así también los niños que representaron, en la misma ceremonia, a las 56 etnias que componen la China resultaron pertenecer todos a la etnia han.

Posté par Josepepe à 11:24 - - Commentaires [0] - Permalien [#]
Tags : ,