samedi 14 janvier 2017

El anarquista de centro

El 1 de enero felicitabamos el año con la imagen del niño que mira el cuadro dentro del cuadro de Courbet. Al día siguiente, el teatro del pueblo anunciaba una representación con la misma imagen. Ayer la fui a ver.

Courbet_LAtelier_du_peintre-3

Para escapar de los salivazos de los actores, esta vez no me senté en la primera fila, sino en la penútima. Casi me tragan los bostezos de uno de la última fila. Desde que la modelo, que se quejaba del frío al inicio de la pieza, se vistió, para el hombre de la última fila todo fueron bostezos.

Proudhon modèle Courbet presenta cuatro personajes que buscan su lugar. Courbet lo encuentra en el cuadro que pinta, donde se ubica en la posición central. A la derecha instala a sus amigos y a la izquierda a sus enemigos, o las víctimas de éstos. En medio de todos ellos, Courbet pinta un paisaje de su Franco-condado natal, mientras una modelo y un niño lo miran pintar. De hecho, el nombre completo del cuadro que pinta es L'Atelier du peintre. Allégorie réelle déterminant une phase de sept années de ma vie artistique et morale. Al de los bostezos el nombre se le hace interminable. Al pintor, se le queda corto. Un vitalista, Courbet. 

Proudhon busca también su lugar, el del crítico en su caso, el de la distancia crítica, un sitio mental. El bueno de Proudhon, el primero que se hizo llamar anarquista, sale mal parado de esta experiencia teatral, que lo pinta como un santurrón laico, un sensiblero-cerebral, qué mala combinación. Un anarquista de centro, remata Courbet.

La modelo también busca su lugar. El que le conceden es consabido y no le basta. Y el cuarto personaje, un tabernero, el menos importante y tal vez el más logrado, tiene ganado de antemano su lugar: es el lugar común. Aparece hacia el final de la pieza con una botella de mirabelle, una terrine de pâté y un queso del Franco-condado (todo aquí es del Franco-condado, menos la modelo, que es parisina, lo que explique tal vez alguna cosa). Y provoca con su aparición y su mirabelle y su queso y su pâté un súbito subidón del humor de los presentes que apaga el penúltimo bostezo del tipo de la última fila.

Posté par Josepepe à 18:38 - Commentaires [0] - Permalien [#]
Tags : ,