vendredi 2 août 2013

La música del agua

(Saldos de Cangas de Onís)

Estábamos días atrás con S sobre el Puente Romano. Miramos al Sella, abajo, y dictaminamos: De aquí no se lanza nadie. A continuación, como si nos hubiese oído, se trepó un rapaz sobre la barandilla y se lanzó al río, como muestra la secuencia.

P1000627

P1000630

P1000631

Cuento esto porque me entero de que Haendal, el compositor de la Música del agua, se sentía un día tan desesperado que se lanzó al Támesis. Schumann, por su parte, se lanzó al Rin. En pantuflas. Una cosa no tiene que ver con la otra, ya lo sé. Unos saltan por el oro, otros por la plata y otros por el bronce.

Será la música del agua. Yo he visto en los lechos de los ríos magrebíes florecer los laureles de tan secos que están en estos meses en que quema el aire. El señor que contaba lo de Haendel acabó citando a Walter Benjamin cuando decía que la esperanza la traen de vuelta los que la han perdido.

Posté par Josepepe à 22:22 - Commentaires [3] - Permalien [#]
Tags : , , , ,


mardi 26 mai 2009

Lejos de casa

In der Fremde

Aus der Heimat hinter den Blitzen rot
Da kommen die Wolken her.
Aber Vater und Mutter sind lange tot
Es kennt mich dort keiner mehr.

Wie bald, ach wie bald kommt die stille Zeit
Da ruhe ich auch
Und über mir rauscht
Die schöne Waldeinsamkeit
Und keiner kennt mich mehr hier.

 Lejos de casa

Desde mi tierra, tras los resplandores rojizos
Vienen acercándose las nubes
Pero padre y madre llevan ya tiempo muertos
Y nadie más allí me conoce.

Qué pronto, pero qué pronto llegará el día callado
En que también yo descanse
Y sobre mí se escuche el rumor
De la hermosa soledad del bosque
Y nadie más aquí me conozca.

Joseph von Eichendorff, Robert Schumann (traducción de Incisivos y caninos).

Posté par Josepepe à 21:41 - Commentaires [0] - Permalien [#]
Tags :