dimanche 16 janvier 2011

La negra

Calixte Beyala es una escritora parisina nacida en Camerún. Michel Drucker es un animador de televisión celebérrimo. Calixte acaba de ganar un proceso a Michel por una acusación de estipendios impagos debidos a su trabajo como negra: la redacción de las respuestas para un libro de entrevistas al animador.

Cualquier iletrado sabe que hay gente que sabe escribir y otra que no y que el público suele preferir los libros de los que no saben. Razón por la cual el negocio editorial se apoya en la figura de los negros. De esta manera, también, algunos famosetes pètent plus haut que leur cul, como dicen gráficamente los franceses.

El quiebre en este caso no sólo fue pecuniario, sino económico-sentimental. El animador y su negra, que por su parte es una cleptómana literaria notoria, vivieron un affaire apasionado tiempo atrás, como cuenta ella misma en su novela El hombre que me ofrecía el cielo, affaire que acabó con Calixte y su Melibeo frente al juez y 40 mil euros a favor de la morena.

C

______

De la misma sección Tomate: La revolución tunecina encontró a una de las hijas de Ben Alí refugiada en un hotel de Eurodisney. Si no se llama Yasmine, debería llamarse Yasmine.

______

O ano em que meus pais sairam de ferias, unos días en la vida de Mauro-Moshedo, un niño de diez años salvado de las aguas nos anos de chumbo e de espancamento por la colonia judía en el barrio de Bon Suceso, en Sao Paulo,  en pleno año 1970, mientras Brasil se coronaba tricampeón en México. Recordar es pasar por el corazón, como dice el tópico: a mí me recordó esta canción de Gil, que me presta mucho.

Posté par Josepepe à 13:55 - Commentaires [2] - Permalien [#]
Tags : , , , , ,


samedi 15 janvier 2011

El jazmín

Tiempo al tiempo. El tiempo de Ben Alí era perpetuo. Veintitrés eternos años gobernando la isla de paz y de prosperidad del Magreb y del mundo árabe, y muchos años por delante.

El tiempo de los jóvenes era instantáneo. En unos cuantos días dando caña en las calles consiguieron embarcar al sátrapa rumbo a Arabia Saudí.

Anteayer, apretado por la presión de la calle, Ben Alí, hablando por primera vez árabe tunecino por la televisión, anunció que dejaría definitivamente el poder en 2014. ¡En 2014!

Pero el tiempo de la calle ya era otro. Había entrevisto que Ben Alí tenía las horas contadas.

Anoche celebraba su caída. Estaban en flor los jazmines en Túnez y anoche olieron intensa y brevemente. Hoy ya es otro día y ya huele a chamusquina.

B

_________________

Ben Alí gobernó Túnez durante 23 años. Gobernar quiere decir mandar a los opositores a la cárcel y al exilio, amordazar a la prensa, enriquecerse, él, su familia y sus próximos. Un sátrapa, en suma, consentido por las potencias extranjeras, so pretexto del combate a la inmigración clandestina y al islamismo radical, y de los prósperos negocios.

Hace un mes, a un joven vendedor ambulante la policía le arrebató la mercadería en una ciudad de provincias. El muchacho, que tenía estudios pero no trabajo, se inmoló por el fuego. Fue la chispa que abrasó las calles tunecinas. Un mes más tarde, quinientos, tal vez mil muertos más tarde, el sátrapa se dio a la fuga. Con las maletas llenas, a Arabia Saudí.

Contra todo pronóstico, no las tenía todas consigo, había perdido el apoyo de una parte del ejército, de una parte de la propia oligarquía, de los norteamericanos. Tanto así que durante los últimos días Ben Alí aparecía todas las noches en la televisión ofreciendo rebajas. En el precio del pan y del azúcar. Acceso a internet. Puestos de trabajo. Balas de goma. La última alocución la pronunció en árabe local, contra su norma de no hablar sino en árabe clásico. Ahora podrá volver a hablarlo, en Arabia Saudí. Pero no serán muchos los que le presten oídos.

Posté par Josepepe à 13:00 - Commentaires [2] - Permalien [#]
Tags :

vendredi 14 janvier 2011

Salambó en la calle

Hablando de Túnez, el primer ministro francés, François Fillon, se inquieta del uso desproporcionado de la fuerza. Hervé Le Tellier se inquieta, por su parte, del uso desproporcionado del eufemismo, que también mata.

Conozco el Magreb, por lo que comparto el análisis de Javier Valenzuela. Añado que el cable filtrado por Wikileaks en el que la diplomacia norteamericana trata de mafia a los Trabelsi, la familia de la mujer de Ben Alí, ha dado probablemente el impulso que le faltaba a la juventud tunecina para echarse a la calle.

T

Posté par Josepepe à 13:43 - Commentaires [2] - Permalien [#]
Tags :