Dice la patrona que cuando voy por aquí cantando a Radiohead los gatos de la vecina se echan a pelear.