Los abogados de Puigdemont manipularon la traducción de unas palabras del juez Llarena para intentar presentar a éste ante la justicia belga como una autoridad judicial que no respeta la presunción de inocencia.

«Si es que ha sido así» dijo el juez y en en la demanda esto apareció traducido como «Sí, así ha sucedido».

Una tomadura de pelo. Con todo, la manipulación es mejorable. Basta con agregar una tilde y una coma: «Si es que ha sido así» por «Sí, es que ha sido así».

Este era un detalle en letra pequeña hasta que alguien aguzó la mirada y lo cazó. Como al caganer que Bruegel puso al pie de la torre.

d6599dd3f9a74e3e93106965317efed6