mardi 16 août 2011

Trece hitos de la história contemporánea

  1. 1962 - World Wide Web
  2. 1981 - Primer PC
  3. 1990 - Primer navegador
  4. 1995 - Primera venta en eBay
  5. 1998 - Primera búsqueda en Google
  6. 1999 - Primer blog
  7. 2001 - Wikipedia
  8. 2004 - Facebook
  9. 2005 - YouTube
  10. 2006 - Twitter
  11. 2007 - iPhone
  12. 2009 - Susan Boyle canta I dreamed a dream
  13. 2011 - Josepepe publica Por los cerros de Úbeda.

RL

Óleo de Roy Lichtenstein

Posté par Josepepe à 22:56 - Commentaires [5] - Permalien [#]
Tags :


Por los cerros de Úbeda

Ceteris paribus, en los próximos días este blog tratará de los siguientes asuntos:

  1.  Filmes vistos y no vistos.
  2.  Objetivo 20112011.
  3.  La vida sentimental de los monos (con música de ukelele).
  4.  La pluviometría en Bélgica y su relación con el precio de las papas.
  5.  Aventuras de mi tío Pepe.
  6.  Nitrato de Chile.
  7.  Relatos con contenido sexual, exhibicionismo y concupiscencia.

Como el autor de este diario es alérgico a los términos tema y nivel, no se mentarán aquí ni por asomo.

Se hace esta puntualización con el fin de distraer a los numerosos lectores. 

HCB_Lectores001

HCB, Los Ángeles, 1947

Posté par Josepepe à 22:55 - Commentaires [5] - Permalien [#]
Tags : , ,

lundi 15 août 2011

El ornitólogo

El ornitólogo optimista cuenta a las mariposas entre los pájaros. El pesimista, a los murciélagos.

Posté par Josepepe à 22:52 - Commentaires [0] - Permalien [#]
Tags :

dimanche 14 août 2011

El masoquista

Este verano mi tío ha estado siguiendo dos series, de esas con que los diarios rellenan las páginas durante las vacaciones de la plantilla. La del Monde, sobre el estado de la cortesía en el mundo, y la del Soir, sobre los personajes cuyo nombre se convirtió en adjetivo o sustantivo. 

De la primera me cuenta este dato: el número de víctimas británicas en el naufragio del Titanic es proporcionalmente muy superior al de víctimas norteamericanas. Lo que se explica por la propensión británica a formar fila, incluso durante un naufragio, incluso delante de un bote salvavidas.

De la segunda me hace un picante resumen sobre el masoquismo y su relación con Leopold von Sacher-Masoch, el autor de La Venus de las pieles.

Como se sabe, Masoch era austríaco, vivió en el siglo XIX y fue un autor prolífico. La historieta cuenta que siendo un niño estaba un día jugando al escondite en su casa y se escondió en una habitación detrás de un colgador de ropa. En donde, entre ternos y sobretodos, lo sobresalta la súbita aparición de una de sus tías en cueros bajo un abrigo de piel, y seguida por su amante. El niño se queda estático observando la escena hasta la aparición del marido de su tía, quien propina a los amantes una paliza de proporciones. Tanto revuelo da con el colgador en el suelo, deja al niño al descubierto y es su propia tía quien se encarga de castigar al pequeño mirón. La vida sentimental de nuestro autor quedaría a partir de ese día poblada de mujeres robustas en cueros bajo abrigos de piel, y de abrumadoras palizas, de lo que dieron abundantemente cuenta sus libros.

De esos materiales se valió el siquiatra alemán Krafft-Ebing, en su estudio sobre las perversiones sexuales, para bautizar como masoquismo a la búsqueda del placer por vía del dolor y de la humillación, sobre la misma base que el doctor Dalton dio su nombre al daltonismo, el comisario Molotov al cóctel, el conde Sandwich al emparedado y la abuela Smith a la manzana verde. Masoch gastó sus últimas energías para intentar impedir que la asociación entre su nombre y el masoquismo se estableciera definitivamente. Ante los tribunales, incluso. Perdió el proceso y ganó la posteridad.

Fue la última paliza que recibió.

V

Tiziano, Venus ante el espejo

Posté par Josepepe à 17:47 - Commentaires [2] - Permalien [#]
Tags : , ,

vendredi 12 août 2011

Los diarios se inventan las noticias

Un amigo lleva a cabo un experimento. Publica en su muro Facebook titulares tomados de El Mundo Today, diario chistoso donde los haya. Por ejemplo 'Apple rediseñará los genitales masculinos', o 'Fernando Alonso para a vomitar en las curvas'. Los comentarios que esos titulares provocan entre sus amigos muestran que diez de cada nueve (gente normalita, por lo demás) se toman estos asertos como directamente salidos de la realidad.

Como me dice mi tío: Puedes creerme, lo he visto en el diario.

La última muestra del candor humano vale su peso en valores bursátiles. Como es sabido, esta semana, las bolsas europeas han vuelto a caer. Los responsables esta vez han sido los valores bancarios, los del banco francés Société générale en particular. Al punto que Sarkozy en persona debió interrumpir sus vacaciones e improvisar un consejo de ministros de urgencia para calmar los nervios alterados de los mercados.

¿Qué había ocurrido? Que en su edición del fin de semana, el británico Daily Mail escribía que la Société générale estaba al borde de la bancarrota, tal y como el banco italiano Unicredit. Todo indica que la información la tomó de una serie de ficción veraniega que publica el diario francés Le Monde.

Bajo el título de El fin del euro, esa serie traza con verosimilitud y buena pluma la explosión del euro en la primavera del 2012 y el retorno de Alemania al deutschemark.

Para despejar equívocos, además del subtítulo Ficción política bien visible, Le Monde se ha sentido en la obligación de agregar ahora a pie de página esta aclaración: 'Le Monde recuerda a sus lectores que las situaciones, los hechos y las cifras contenidas en esta ficción son imaginarias y no deben ser entendidas como una expresión de la realidad'. 

Que los diarios se inventan las noticias, vamos.

D

Posté par Josepepe à 13:13 - Commentaires [1] - Permalien [#]
Tags : , ,


lundi 8 août 2011

Los perros

Los estudiantes quieren poner Chile patas arriba. Mucho habían tardado. Su revindicación es sencilla, pagar menos. Porque lo que hay por ahora en materia de educación superior es una vulgar estafa: precios de Harvard, nivel Tigresa del Oriente. El resultado es que las familias se endeudan por años a cambio de un cartoncito que destiñe rápidamente.

Ha tenido que llegar un gobierno de derecha para que los estudiantes salgan a la calle. Es normal. Chile fue gobernado durante veinte años por una coalición de centro-izquierda que condujo el paso de la dictadura a la democracia, circunstancia que resultó algo anestesiante. Ahora que el ministro del ramo es dueño de una universidad, o tiene cara de serlo, de una de esas academias mencionadas supra, las ganas de salir a protestar se multiplican. 

En fin, no tengo mucho más que añadir sobre el asunto. Salvo que hoy Roberto Merino ve en la movida las eternas ganas carnavalescas de la muchachada. Lo que comparto sólo en parte, porque está claro que el individuo es un conjunto de bolsillo y de bragueta, de culo y camisa. Y que una suma de individuos da algo más que una muchedumbre, que también.

Se refiere además Merino a los perros callejeros que en seguida que hay jaleo aparecen. Este es un fenómeno interesante. Mi amigo S me puso en su día, cuando los follones de la Plaza Sintagma de Atenas, sobre la pista del perro Lukanicos. Supongo que, como Chile es un país grecorrománico, también tendrá que tener sus perros manifestantes o contramanifestantes. Porque Lukanicos (Salchicha, en lengua local) tomaba partido abiertamente por los manifestantes. Estos perros santiaguinos, en cambio, nadie sabe para quién trabajan.

P

Foto de Carlos Vera

Posté par Josepepe à 17:10 - Commentaires [10] - Permalien [#]
Tags : , ,

samedi 6 août 2011

La basura

Entre una cosa y otra, esta tarde tuve un rato tonto y me leí Monsieur Ibrahim et les fleurs du Coran, una nouvelle de Eric-Emmanuel Schmitt. El francés maneja bien los recursos de la dramaturgia y mueve los hilos de la emoción como un consumado titiritero. Y saca de su chistera una carta que tira para atrás a cualquier islamófobo al uso, a cualquier Breivik en ciernes: el sufismo. Además, aunque Schimtt abuse del aspártamo, el público le ríe las gracias de buena gana.

Pero lo que quería apuntar es la división que el protagonista, el viejo Ibrahim, establece entre ricos y pobres. Si quieres saber si un lugar es de pobres o de ricos, le explica a su aprendiz, mira la basura. 'Si no ves ni basura ni bolsas de basura, es un lugar de ricos muy ricos. Si ves bolsas de basura pero no basura, es un lugar de ricos. Si ves basura junto a las bolsas de basura, no es ni de pobres ni de ricos, es un lugar turístico. Si ves basura pero no bolsas de basura, es de pobres. Y si la gente vive entre la basura, es que es muy pobre'.

I

Posté par Josepepe à 00:01 - Commentaires [3] - Permalien [#]
Tags :

vendredi 5 août 2011

La divisa

(Saldos de fin de temporada, y 5)

Desde la carretera se ve el cielo y la tierra. Los cielos son cambiantes, los sembríos uniformes. El principio de la agricultura francesa es el mismo del jardín de Villandry pero al revés. En Villandry adornan con hortalizas. A campo abierto, cosechan masivamente flores. Girasoles. Al ponerse el sol los girasoles le dan la espalda para recibirlo en la cara al día siguiente. Son más listos que los paneles solares. 

También se ven monstruos metálicos, regadoras, cosechadoras, torres de alta tensión, molinos de viento. Grandes insectos. Francia es un viejo país agrario algo modernizado. Jonzac, por ejemplo, ni siquiera aparece en la guía turística. En el torreón medieval, un reloj suizo da la hora en punto. Y en el frontis del ayuntamiento republicano campa un reloj de sol. Jonzac está entre Cognac y Champagnac, con lo que cuesta mantenerse sobrio. Contando además con que es la tierra del Pineau de Charentes, esa dulcísima mistela donde se mezcla el aguadiente más viejo con el vino más joven.

J

Decía Montaigne que algunos nos tomamos la ida por la vuelta. Si pudiera volver a poner una divisa en este sitio, sería esa. O bien, la de Millán: No sé si voy o vuelvo de Santiago. Esta vez la lluvia no espera a que crucemos la frontera belga para caernos encima. Nos viene siguiendo desde el Mediodía. Una cosa por otra, las cigarras nos dejarán en paz. Y la lluvia lava el auto del polen, del polvo, de los insectos. Hasta el año próximo.

Como dice la divisa grabada en la piedra de Jonzac, Post bella, otia pacis. Bella es la paz tras la guerra.

Posté par Josepepe à 10:10 - Commentaires [0] - Permalien [#]
Tags : , , ,

lundi 1 août 2011

El perrillo

(Saldos de fin de temporada 4)

Un perrillo desolado espera a que alguien lo mire en una sala de espera. Está en la sede de una fundación que abriga una colección de arte portugués contemporáneo. La casa tal vez sea la más bonita del barrio, por su parte resguardada su vista sobre el río es abierta y su frontispicio se encara con la fachada de otra curiosísima casa.

El perrillo del cuadro parece estar tan triste, que lo descolgaron de la sala del directorio que antes presidía. También se lo encuentra en la página del pintor. Los años 1989 a 1991 son años de pájaros. De 1992 a 1995 priman los monos. De 1997 adelante se encuentran perros. Pero el perrillo al que me refiero es de 1990.

Posté par Josepepe à 15:35 - Commentaires [0] - Permalien [#]
Tags : , , ,

dimanche 31 juillet 2011

El irlandés

La vida de Roger Casement cabe en tres capítulos: Congo, Amazonía e Irlanda. En la novela que Mario Vargas Llosa le consagra, El Sueño del celta, quiero decir. 

Las últimas novelas del último Nobel rescatan personajes y episodios de la historia reciente (el déspota Trujillo, el fauvista Gauguin y su tía Flora, ahora Casement) y los presentan al abrigo de una consistente documentación y bajo el prisma de la ficción. No le falta oficio ni aplomo a Vargas para hacerlo; nunca le han faltado, por lo demás, ni cuando se aventuró en sus primeras novelas marcadamente experimentales, cuya materia provenía de su propia vida. Agotado el filón existencial, Vargas Llosa va a buscar otras vidas, por lo que tienen de interesantes y de demostrativas.

Roger Casement conoció medio mundo en su tiempo y denunció lo que el mundo de entonces tenía de peor. La explotación colonial en el Congo a manos del imperio cauchero que montó Leopoldo II, rey de los belgas, a fines del siglo XIX y comienzos del XX. Y la explotación de los nativos en la Amazonía peruana a manos de las empresas caucheras que cotizaban en la bolsa de Londres. Las denuncias de Casement consiguieron en parte disminuir la bestialidad del esclavismo. Y poco más, salvo que, gracias a ellas, Casement ganó prestigio y nombradía y fue condecorado por servicios prestados al Imperio británico. Irlandés, se revolvió, sin embargo, contra éste, por negrero y artero, y tomó partido por el bando alemán durante la Primera Guerra, por lo que fue declarado traidor a Gran Bretaña y ajusticiado.

El propio Vargas nos previene, sin embargo, ya desde el epígrafe, que un hombre es muchos hombres. Casement, azote de expoliadores caucheros y padre de la futura patria irlandesa, es también el niño huérfano que busca a ciegas la felicidad, ese fuego fatuo, ese paraje improbable. 

No parece haber sido un hombre llevadero, ni mucho menos simpático. Hay algo de reiterativo si no de machacador en su postura, tanto así que el personaje contamina en algo al autor. La mano de Vargas se siente esta vez un punto más pesada que de ordinario, particularmente en algunas demoradas descripciones. Pero también hay momentos de gracia en el texto, en su epílogo o en la manera como trata en espiral los tiempos del relato. La realidad enreda los hilos y teje paradojas y el poder se las arregla para ponerse por encima y, como suele ser, Vargas sabe repercutirlo.

Por mi parte, no sabía nada de Casement antes de abrir este libro y ahora, sin embargo, me creo capaz de discurrir toda la noche si me apuran sobre dos o tres facetas de su vida en las que consigo proyectarme y que consigo proyectar sobre mis semejantes. Una vez más, la literatura me empodera. Imaginariamente. Para no abusar de nadie, escribo estas cuantas líneas y lo dejo hasta ahí. 

C

Posté par Josepepe à 00:00 - Commentaires [10] - Permalien [#]
Tags : , , ,